domingo, 20 de abril de 2014

Informe. El nefasto balance de la violencia de la extrema derecha en Venezuela

Estudiante chavista fue agredido en la Universidad Central de Venezuela durante una incursión de grupos delincuenciales en la institución. (Foto tomada de la iguanta.tv).

Las víctimas del fascismo

Quienes protagonizan la violencia, mediáticamente presentados como “movimiento estudiantil”, ostentan prácticas terroristas y paramilitares con el uso de explosivos, fuegos pirotécnicos y armas de alto alcance. La mayoría de las víctimas del fascismo han sido personas que poco tenían que ver con el conflicto político, muchos de ellos transeúntes o ciudadanos que, intentado transitar o solventar alguna emergencia, fueron asesinados cruelmente.

Por Luigino Bracci (*)

Los más de 18 mil hechos violentos registrados desde febrero de este año hasta nuestros días han dejado un saldo de 40 compatriotas fallecidos, pérdidas económicas por el orden de 15 mil millones de dólares e incuantificables daños al medio ambiente y salud pública.

Al descartar la posibilidad de tomar al corto plazo el poder mediante vías democráticas o electorales, luego del triunfo de la Revolución por más de 10 puntos porcentuales en las regionales de diciembre del año pasado, recurrieron al “plan B”: La violencia.

Así luego grupos más radicales de la derecha venezolana dejaron ver su rostro más antidemocrático mediante la ejecución de numerosos hechos delictivos y vandálicos, entre ellos, el ataque a la Fiscalía General de la República, quema de centros de salud, escuelas, universidades y sedes del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).


La intolerancia que les mueve les hace identificar a cualquiera que pertenezca a los sectores populares o esté vinculado a la Revolución como un blanco de la violencia. Tal es el caso de los hijos de Marlene Villegas, mejor conocida como “la Caperucita Roja”, quienes fueron agredidos salvajemente el pasado martes 14 de abril, en el municipio Chacao, Caracas.

Las “protestas”, localizadas y focalizadas en zonas pudientes o de clase media, gobernadas por alcaldes opositores, mantienen a sus vecinos secuestrados en sus casas o padeciendo diariamente un viacrucis para llegar a sus trabajos o centros de estudios

El objetivo de la protesta: desatar la ingobernabilidad en la búsqueda de una intervención extranjera por las fuerzas militares de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). En este sentido, la campaña mediática que acompaña la violencia, denominada “S.O.S Venezuela” ha tenido una fuerte proyección extrajera, con el apoyo de las transnacionales de la comunicación.

Quienes la protagonizan, mediáticamente presentados como “movimiento estudiantil”, ostentan prácticas terroristas y paramilitares con el uso de explosivos, fuegos pirotécnicos y armas de alto alcance.

La mayoría de las víctimas del fascismo han sido personas que poco tenían que ver con el conflicto político, muchos de ellos transeúntes o ciudadanos que, intentado transitar o solventar alguna emergencia, fueron asesinados cruelmente.

Víctimas del Fascismo
Presentamos una clasificación preliminar, aclarando que, en muchos casos, las investigaciones aún no han concluido.

·         5 personas por disparos atribuidos a cuerpos de seguridad: Alejandro Márquez (atribuido a la GNB, 7 efectivos en investigaciones), Geraldine Moreno Orozco (atribuido a la GNB, 7 efectivos en investigaciones), Bassil Da Costa, Juan Montoya (atribuidos al Sebin, varios efectivos en investigaciones), Glidis Karelis Chacón Benítez (atribuido a la Policía de Chacao; 3 efectivos en investigaciones).

·         6 personas mueren al ser víctimas de barricadas o trampas colocadas por la oposición: Luis Gutiérrez, Deivis Durán, Eduardo Anzola, Elvis Rafael Durán De La Rosa, Doris Elena Lobo, Julio González.

·         10 personas mueren cuando intentaron pasar por barricadas o retirarlas: Gisella Rubilar, José Gregorio Amaris Cantillo, Acner Isaac López Lyón, Giovanni Pantoja, Antonio José Valbuena Morales, Arturo Alexis Martínez, Ramzor Ernesto Bracho Bravo, José Guillén Araque, Adriana Urquiola, Miguel Antonio Parra.

·         3 personas murieron al ser agredidas defendiendo una barricada: José Ernesto Méndez, Mariana Ceballos, Argenis Hernández.

·         11 personas mueren por violencia política de diferentes signos: Roberto Redman, Génesis Carmona, Wilmer Juan Carballo Amaya, Daniel Tinoco, Angelo Vargas, Jesús Enrique Acosta, Guillermo Sánchez, Juan Orlando Labrador Castiblanco, Jhon Rafael Castillo Castillo, Wilfredo Rey, José Cirilo Darma García.

·         2 personas mueren por acoso en sus casas o no poder llegar a centros asistenciales: María Julieta Heredia, Luzmila Petit de Colina.

·         3 personas mueren de forma accidental: Jimmy Vargas, Franklin Alberto Romero Moncada, Roberto Annese.

·         Una persona por determinar: Joan Quintero.

Seis de los fallecidos eran efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (Acner Isaac López Lyón, Giovanni Pantoja, Jhon Rafael Castillo Castillo, Miguel Antonio Parra, Ramzor Ernesto Bracho Bravo, José Guillén Araque). Un fallecido es efectivo de la Policía Nacional Bolivariana (José Cirilo Darma García)

Efectivo de la PNB José Cirilo Darma García (27 años), 10 de abril. Barquisimeto, estado Lara. Según una nota del Ministerio Público, el efectivo policial recibió un disparo el miércoles 9 de abril en la avenida Los Horcones de Barquisimeto, estado Lara, “cuando se encontraba dispersando -de forma pacífica- una concentración violenta el pasado miércoles 9 de abril”. Indica la nota que, en ese momento, “recibió un disparo, presuntamente de un francotirador, según las primeras hipótesis de las autoridades”. El efectivo fue trasladado al hospital Doctor Pastor Oropeza Riera de Barquisimeto, donde murió en horas de la mañana de este jueves.

Mariana Ceballos (32 años), 10 de abril. Valencia, estado Carabobo. Manifestante opositora quien, el pasado 14 de marzo, se encontraba junto a un grupo de personas en una barricada en las adyacencias del Centro Comercial Shopping Center, en Prebo, en la capital carabobeña, cuando fue arrollada por una persona que conducía una camioneta Toyota Hilux. La joven permaneció casi un mes en estado de coma, en la unidad de cuidados intensivos de una policlínica carabobeña. Según el diario El Carabobeño, al presunto agresor, de nombre Kennet Martínez, se le dictó medida privativa de libertad el pasado 17 de marzo por el tribunal décimo de control del estado Carabobo

Roberto Annese (33 años). 29 de marzo. Maracaibo, estado Zulia. Falleció a las 4:45 am cuando intentó manipularun mortero rudimentario para lanzar explosivos a los cuerpos de seguridad, mientras intentaba defender una barricada. El explosivo le estalló en el pecho, causándole la muerte.

El ministro Rodríguez Torres explicó: “Este ciudadano manipulaba esa arma, donde se colocan morteros, para herir a los policías, y mientras hacía uso de este lanzador, el mismo explotó y le ocasionó la muerte al causarle una herida en el pecho”. Rodríguez Torres leyó el parte emitido por la patólogo forense Elayda Rodríguez, indicando que la causa de la muerte fue “un shock hipobulímico producido por explosivo de alto impacto a nivel del tórax superior derecho. Se logró la extracción de un trozo de tela alargado y ocho fragmentos de cartón, un trozo de metal de 5 milímetros de espesor y 8,9 de diámetro, con un peso de 300 gramos, que es del tubo que formaba parte del lanzador tipo casero o improvisado”. Indicó que el uso de ese tipo de explosivos “de manera irresponsable, sin conocimiento y sin técnicas”, con esos fines, “va a seguir causando bajas, muertes, heridos, lisiados”.

Franklin Alberto Romero Moncada (44 años). 29 de marzo. San Cristóbal, estado Táchira. También fue identificado por los medios como “Luis Alberto Romero Moncada”.
Falleció electrocutado cuando, junto a otras personas, intentaba derribar una valla publicitaria para usarla en una barricada que recién había sido retirada por la Guardia Nacional, y la misma tocó un cable de alta tensión, recibiendo una descarga de 13 mil voltios que acabó con su vida. Los hechos sucedieron en en el sector de Pirineos II, cruce con empalme Qunimarí. Jhony Santander, de 45 años y Juan Alejandro Méndez Cárdenas, liceista de 16 años, resultaron heridos.

Sargento Ayudante de la GNB Miguel Antonio Parra (42 años). 24 de marzo. Mérida, estado Mérida. Fue asesinado “en la avenida Las Américas por grupos terroristas, liderados por dirigentes fascistas de oposición, que desde hace semanas encabezan actos violentos en la región andina”, según explicó el gobernador Alexis Ramírez. Señaló que Parra, junto a otros efectivos, estaba levantando escombros de una unidad de transporte que fue incendiada el domingo, “cuando de repente grupos terroristas armados de la oposición (…) comenzaron a disparar hiriendo mortalmente al sargento ayudante de la GNB e hiriendo a otros presentes”, denunció. El mandatario regional acotó que Parra fue trasladado al Hospital Universitario de los Andes y falleció minutos después de su ingreso.

Adriana Urquiola (28 años). 23 de marzo. Urbanización Los Nuevos Teques, municipio Guaicaipuro del estado Miranda. Estaba recién casada, tenía 5 meses de embarazo y trabajaba como intérprete de lenguaje de señas para la televisora privada Venevisión. Regresaba a su casa en horas de la noche. El alcalde Francisco Garcés explicó que la joven no había podido llegar a su domicilio “porque el paso estaba impedido por las guarimbas”. Esto la obligó a descender del vehículo que la transportaba y caminar hasta su casa “porque no había paso en ese sector de la carretera Panamericana”.

El CICPC identificó al presunto asesino como Jhonny Eduardo Bolívar Jiménez, quien, entrevistado por El Nacional, aseguró que la muerte “fue accidental”, pues manifestantes violentos en una barricada en la zona le habrían disparado, y él, en respuesta, disparó al aire su Beretta 9 mm en trayectoria de 50 grados; afirma que una bala impactó un poste y, al rebotar, impactó en la joven Urquiola. Bolívar Jiménez al parecer contó con influencias y amistades en cuerpos policiales que le permitieron salir del país; el 1 de abril, el CICPC activó alerta roja internacional a través de Interpol para ordenar su detención.

Juan Orlando Labrador Castiblanco (39 años). 22 de marzo. Mérida, estado Mérida. Era trabajador de una cooperativa que ofrecía servicios por contrato a Cantv y Movilnet. El gobernador del estado, Alexis Ramírez, explicó que ese día fue quemada una unidad de transporte de la línea La Vuelta en la avenida Cardenal Quintero de Mérida, lo que provocó una confrontación entre trabajadores del volante, apoyados por habitantes de sectores populares adyacentes a la zona, en contra de los manifestantes violentos de la avenida Cardenal Quintero, donde se han realizado guarimbas violentas y bloqueos las últimas semanas. “Desde los edificios (en la av. Cardenal Quintero) comenzaron a disparar, pueden observar manifestantes violentos que hacen ataques terroristas a la población, incluyendo una persona con un rifle” y lanzando niples desde las azoteas y la parte baja de los edificios. “Hoy tuvimos el lamentable deceso de un ciudadano, Juan Orlando Labrador Castiblanco, de 39 años. Fue herido en el hombro izquierdo y llegó sin signos vitales al hospital Universitario de Los Andes”.

Wilfredo Rey (31 años). 22 de marzo, San Cristóbal, estado Táchira. Conductor de transporte público en la línea Barrio Sucre-Barrio Libertador de la capital tachirense. Según medios privados, falleció durante una intervención quirúrgica luego de recibir un impacto de bala en la cabeza “cuando un grupo de irregulares disparó varias veces en las inmediaciones de Barrio Sucre”.

Argenis Hernández (26 años). 22 de marzo, municipio San Diego, estado Carabobo. Falleció en la Ciudad Hospitalaria Dr. Enrique Tejera de Valencia, tras recibir un disparo en el abdomen. Según el diario El Universal, el joven fue herido la tarde del viernes 21 de marzo en las adyacencias de la urbanización Tulipán, cuando se encontraba junto a otros manifestantes trancando la vía que da acceso a la autopista Variante Bárbula-San Diego, y un motorizado provisto con un arma de fuego disparó contra los presentes.

“Hernández se encontraba con un grupo de personas que protestaban alrededor de una barricada frente a la urbanización Tulipán de San Diego, cuando un motorizado intentó pasar por encima de los obstáculos colocaros en la vía. Los manifestantes le habrían increpado que se detuviera a lo que el individuo respondió disparando contra Hernández para luego huir velozmente del lugar”.

Sargento segundo de la GNB Jhon Rafael Castillo Castillo (23 años). 19 de marzo. San Cristóbal, estado Táchira.El ministro de Relaciones Interiores, Miguel Rodríguez Torres, informó que el joven formaba parte del Destacamento de Seguridad Urbana de Táchira y se encontraba en las inmediaciones de la Universidad Nacional Experimental de las Fuerzas Armadas (Unefa) en San Cristóbal, donde se produjo un enfrentamiento con manifestantes; dicha universidad fue blanco de ataques por manifestantes violentos días atrás, quienes lograron incendiarla y destruirla por completo.

“Hace un rato falleció por un disparo, que se presume es de arma larga, el Guardia Nacional Jhon Castillo Castillo del Destacamento de Seguridad Urbana de la GNB, destacado en San Cristóbal durante unos hechos vandálicos que estaban haciendo (los grupos de derecha) en las instalaciones de la Universidad Nacional Experimental de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Unefa) e hicieron un disparo a este efectivo”, detalló Rodríguez Torres.
Capitán de la GNB José Guillén Araque. 17 de marzo. Maracay, estado Aragua. Falleció este lunes en la madrugada luego de recibir un impacto de bala en la frente mientras impedía que un grupo de opositores violentos cerrara con escombros la avenida Casanova Godoy de la capital aragüeña. “Fueron más de 5 tiradores que emboscaron a una comisión de 5 hombres desarmados, que pretendían resguardar la vida de los vecinos de las urbanizaciones Calicanto y San Isidro”, explicó el gobernador de Aragua, Tareck El Aissami, quien lo señaló como en número uno de su promoción.

Se decomisaron municiones de guerra y armas de airsoft a un ciudadano de nacionalidad venezolana y origen asiático, detenido en la zona.

Capitán de la GNB Ramzor Ernesto Bracho Bravo (36 años). 12 de marzo, Mañongo, municipio Naguanagua, estado Carabobo. Asesinado el miércoles en la tarde mientras trataba de imponer el orden público en el distribuidor Mañongo de la autopista del Este en Naguanagua, en donde hubo fuertes guarimbas y confrontaciones con encapuchados durante todo ese día. A través de su cuenta en la red social Twitter, el gobernador de la entidad, Francisco Ameliach, denunció que el efectivo falleció a consecuencia de disparos de armas de fuego cuando enfrentaba a “grupos terroristas” que bloqueaban la circulación en el distribuidor Mañongo.

Jesús Enrique Acosta Matute (20 años), 12 de marzo. Valencia, estado Carabobo. Estudiante de sexto semestre de ingeniería en la Universidad de Carabobo, quien recibió un disparo en la cabeza en la urbanización La Isabelica. Familiares aseguran que fue ultimado por disparos de personas en motocicletas, que se desplazaban desde la Intercomunal La Isabelica-Plaza de Toros.

El gobernador Ameliach informó que numerosos francotiradores estaban presentes en esa zona disparando contra civiles para generar una confrontación, razón por la que pidió mas temprano a una marcha de trabajadores revolucionarios no pasar por el lugar.

Guillermo Sánchez (42 años), 12 de marzo. Valencia, estado Carabobo. Recibió un impacto de bala en la región del tórax, en el sector 8 de la Isabelica cuando observaba la manifestación y realizaba un video de la acción, según manifestó su esposa Lina Rodríguez. También culpan a personas en motocicletas, si bien el gobernador Ameliach había informado de la amenaza por francotiradores presentes en esa zona, disparando contra civiles para generar una confrontación.

Angelo Vargas, 10 de marzo. Ciudad Guayana, estado Bolívar. Fue asesinado en horas de la noche luego de salir de una reunión para debatir la reanudación de clases en la Universidad Nacional Experimental de Guayana (UNEG). Era presidente del Centro de Estudiantes de Administración y Contaduría, miembro de la Federación de Centros Universitarios y militante revolucionario, que formaba parte del Movimiento Estudiantil Renovación Universitaria (MERU). Vargas se encontraba en el sector Colinas de Unare y tres personas más habrían sido heridas en el incidente, habiéndoseles disparado desde un carro. Vargas había participado en un duro debate con estudiantes opositores para que las clases se reanudaran en la UNEG, y compañeros reportan que había sido amenazado. Sin embargo, medios privados alegan que fue víctima del hampa.

Daniel Tinoco (24 años), 10 de marzo. San Cristóbal, estado Táchira. Estudiante de la Universidad Nacional Experimental del Táchira (UNET) y militante de la oposición. Perdió la vida luego de recibir un disparo en el pecho, según Ángel Perdomo, director de la Policía Municipal de San Cristóbal a medios privados. Se culpa a encapuchados. Tinoco se encontraba en la intersección de la avenida Carabobo, con la avenida Ferrero Tamayo, lugar de concentración de manifestantes opositores. El hecho se produjo pasadas las 10:00 p.m. y la víctima fue trasladada al Centro Clínico San Cristóbal. Dos personas más resultaron heridas.

Gisella Rubilar Figueroa (47 años), 9 de marzo. Mérida, estado Mérida. Murió  luego de haber pasado 24 horas luchando por su vida, tras recibir un tiro en la cara cuando, junto a otros vecinos merideños, quitaba escombros y basura en un intersección de la avenida Los Próceres, sector Pie de Tiro en la ciudad de Mérida. El suceso ocurrió entre la noche del sábado y la madrugada de este domingo. Los disparos provinieron de encapuchados de una urbanización cercana, empeñados en trancar una importante vía de acceso. El presidente Maduro indicó que las investigaciones están muy adelantadas y los asesinos están identificados.

Glidis Karelis Chacón Benítez, 7 de marzo. Autopista de Prados del Este (sureste de Caracas), municipio Baruta del estado Miranda.  25 años. Detective del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin),  fue asesinada en un tiroteo por efectivos del cuerpo de Policía Municipal de Chacao.

Inicialmente medios privados manejaban la tesis del secuestro, pero el ministro del Poder Popular para las Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Miguel Rodríguez Torres, explicó que integrantes del Sebin en labores de inteligencia -entre los que se contaban Chacón-, tras contar con evidencias que incluían videos y fotografías, capturaron en flagrancia a un ciudadano “peligroso que perturbaba el orden público en Altamira”, y se lo llevaron en un vehículo de la institución. Los efectivos de PoliChacao persiguieron al vehículo del Sebin y abrieron fuego contra él en la autopista de Prados del Este.

José Gregorio Amaris Cantillo, 6 de marzo. Los Ruices (este de Caracas), municipio Sucre del estado Miranda. Formaba parte de un grupo de motorizados que levantaban y recogían escombros de barricadas, cuando, al llegar a Los Ruices, vecinos del lugar aterrorizados por la presencia de supuestos colectivos, les lanzaron objetos contundentes de los edificios. En la avenida Francisco de Miranda, al parecer alguien le disparó desde los edificios, ocasionándole la muerte. La Dra. Zaela Medina, médico en el hospital Pérez de León, informó a Venezolana de Televisión que el joven Amalis Cantillo llegó con una herida de arma de fuego en la región supraclavicular derecha, con aparente compromiso de vasos sanguíneos importantes. “A los 8 minutos de estar en área quirúrgica quedó sin signos vitales”, dijo la doctora. Camilo Macas, conocido de la víctima y quien lo conoció en el sector El Cafetal, relata que se unieron “a la iniciativa de limpiar las calles. Recibimos muchas groserías en distintos sectores, limpiamos varias zonas, pero a la altura de Los Cortijos, nos recibieron a piedrazos, botellas. Nunca imaginos que nos iban a recibir a tiros”, relató el testigo.

Sargento de la GNB Acner Isaac López Lyón, 6 de marzo. Los Ruices (este de Caracas), municipio Sucre del estado Miranda. Tras la muerte del motorizado José Gregorio Amaris Cantillo, la Guardia Nacional Bolivariana tomó Los Ruices ante el acoso de vecinos que lanzaban escombros, botellas y piedras desde los edificios contra ellos. Al tomar la calle María Auxiliadora (a dos cuadras del sitio donde falleció el motorizado José Gregorio Amaris Cantillo), alguien accionó un arma de fuego desde los edificios, hiriendo de gravedad a López Lyón. Falleció en la clínica privada donde se le atendía. El comandante del Comando Regional número 5, Manuel Quevedo, informó a Venezolana de Televisión que el funcionario asesinado fue víctima de un disparo descendente por la espalda. Para el 7 de marzo, se habían detenido a 12 personas en relación con estas dos muertes.

Luis Alejandro Gutiérrez Camargo (26 años). 4 de marzo, Rubio, Estado Táchira. El joven estudiante de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador (Upel) abandonó una celebración particular con unos amigos ese día a las 5 de la mañana, en predios del casco central de Rubio. Indica el diario La Nación que Gutiérrez “murió instantáneamente al salir catapultado del vehículo que tripulaba, cuando intentó esquivar unas rocas que habían sido instaladas en una barricada en la avenida Las Américas, en Rubio”. La ministra de Comunicación e Información, Delcy Rodríguez, señaló que

Gutiérrez Camargo “muere de forma instantánea al colisionar con una barricada”.

Deivis José Durán Useche (31 años), 3 de marzo. municipio Chacao del estado Miranda (este de Caracas). Murió tras sufrir fractura de cráneo la noche del lunes 3 cuando, camino a su residencia en Petare, cayó con su moto en una alcantarilla a la que manifestantes opositores le habían quitado la tapa en la autopista Francisco Fajardo, a pocos metros del distribuidor Altamira. El hombre salió expulsado de su moto y se fue contra el asfalto, sufriendo la fuerte lesión que le causó la muerte de manera instantánea. De acuerdo a la versión de sus familiares, en la autopista varios manifestantes mantenían escenarios de “guarimbas”. El motorizadio que laboraba para la línea Cooperativa de Mototaxis de La Castellana, no se percató de que las alcantarillas estaban sin tapa y cuando intentó frenar ya era demasiado tarde.

Sargento 2do de la GNB Giovanni Pantoja, 28 de febrero. Valencia, estado Carabobo. Murió al recibir un disparo en uno de sus ojos en las cercanías de una manifestación violenta en el Trigal, en las afueras de Valencia. Otro efectivo recibió dos disparos en la pierna. El Presidente Nicolás Maduro denunció que habían sido emboscados mientras recogían escombros y retiraban barricadas.

María Julieta Heredia (89 años), 27 de febrero. Madre del gobernador de Yaracuy, Julio León Heredia, y del diputado Néstor León Heredia. El Presidente Maduro aseguró que su muerte se debió a un infarto tras un cacerolazo opositor a su vivienda. ”Tenía 89 años, se encontraba reposando bajo estricto cuidado médico, y llegaron estos grupos con insultos, con ataques, con sus cacerolas”, añadió el Mandatario nacional luego de expresar que “estos hechos son estragos colaterales de la intolerancia y el odio”.

Eduardo Anzola (29 años), 25 de febrero. Valencia, estado Carabobo. Manejaba su moto roja marca Empire por la avenida Michelena cruce con Uslar de Valencia, cuando impactó de frente contra una barricada formada por palos, troncos y piedras, que no vio por la oscuridad. Instantáneamente falleció. Era militante opositor del partido Proyecto Venezuela.

Joan Quintero (33 años), 24 de febrero. El Limón, estado Aragua. Murió en circunstancias no del todo aclaradas durante un saqueo que se presentó en el supermercado Súper Líder, ubicado en la zona de El Limón, en Maracay. Este hecho se suma a esta lista porque ocurrió luego de disturbios. Sin embargo, la prensa señaló el ajuste de cuentas como posible móvil.

Antonio José Valbuena Morales (32 años), 24 de febrero. Maracaibo, estado Zulia. Murió de un disparo en la cabeza que recibió el lunes 24 a las 8:00 de la noche, en el barrio Francisco de Miranda, a dos cuadras del centro comercial Galerías. ”Antonio venía en una caravana de motorizados que salió del barrio El Marite. En todas las calle ibamos quitando los escombros que colocaron los manifestantes para trancarlas”, narró un compañero de Valbuena. Cuando la caravana se acercó al barrio Francisco de Miranda, una persona encapuchada comenzó a disparar. “Una de las balas le dio en la cabeza a Antonio”, dijo el hombre a las afueras de la morgue forense. Valbuena era padre de familia con cinco niños pequeños y laborada en la línea de mototaxis “Los Duros de la Limpia”. Según Noticia Al Día, se había unido a un grupo de cerca de 80 motorizados quienes salieron del oeste de Maracaibo para despejar algunas de las principales vías antes de ser recibidos a tiros.

Jimmy Vargas (34 años), 24 de febrero. San Cristóbal, estado Táchira. Murió a causa de politraumatismos al caer de un techo cuando preparaba la defensa de su urbanización en la ciudad de San Cristóbal, estado Táchira, ante rumores de que serían hostigados por civiles y policías. Inicialmente se informó que cayó a causa de una herida de bala, y la foto de su cadáver sangrante se difundió profusamente por medios como CNN en Español, entrevistando a su madre. Sin embargo, la autopsia descartó que lo haya alcanzado un disparo. Luego, la propia CNN en Español divulgó un video que mostró que murió accidentalmente: cayó al perder el equilibrio mientras se descolgaba del techo.

Wilmer Juan Carballo Amaya (41 años), 24 de febrero. Cagua, estado Aragua. Fue asesinado en la entrada de la urbanización La Fundación de Cagua. Fue impactado con un disparo en la cabeza presuntamente proveniente de un grupo de personas que se trasladaban en motos. Era de origen canario. Se esperan los resultados de las investigaciones.

Alejandro Márquez (43 años), 23 de febrero. La Candelaria, Caracas. Murió a consecuencia de golpes en la cabeza; cayó al piso mientras trataba de huir de funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana en una manifestación vecinal ocurrida el 19 de febrero, en la que participaba la víctima en la urbanización La Candelaria. Testigos aseguran que fue duramente golpeado estando en el piso. Siete funcionarios de la GNB son investigados por este hecho. Hubo acusaciones de que entrenaba con paramilitares a raíz de fotos halladas en su perfil de Facebook, pero investigaciones del periodista Victor Hugo Majano revelaron que se trataba de prácticas de airsoft (juegos con armas que disparan balines no letales). La Federación Venezolana de Airsoft también se pronunció al respecto. Sin embargo, Márquez sí emitió en su Facebook comentarios extremadamente controversiales en torno a Nicolás Maduro y Diosdado Cabello.

Elvis Rafael Durán De La Rosa (29 años), 22 de febrero. Horizonte (este de Caracas), municipio Sucre, Edo. Miranda. Se desplazaba a bordo de su motocicleta por la avenida Rómulo Gallegos de Caracas, cuando impactó contra una guaya (cable o alambre metálico) colocada en el lugar por manifestantes antichavistas, como forma de “defensa” ante motorizados. Murió en el lugar. El 7 de marzo, el presidente Maduro anunció que los presuntos responsables de la colocación de la guaya habían sido capturados. Sobre el presunto autor intelectual, general Ángel Vivas, aún está pendiente una orden de detención.

Geraldine Moreno Orozco (23 años), 22 de febrero. Naguanagua, estado Carabobo. Según la denuncias de familiares y testigos, murió a consecuencia de un disparo de perdigones plásticos a quemarropa, efectuado por funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana en medio de una manifestación. Falleció tras tres días luchando por su vida.Hay siete efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana bajo investigación; se espera por los resultados de las investigaciones.

Doris Elena Lobo (40 años), 20 de febrero. Mérida, Edo. Mérida. Murió a consecuencia de graves lesiones sufridas, cuando la moto en que viajaba con uno de sus hijos cruzó una trampa de alambre con púas colocada por manifestantes de oposición. Tuvo fractura craneal y llegó al hospital, pero una vez allá sufrió tres infartos. “Esto fue a las 9:00 de la noche en el sector Santa Bárbara de la avenida Las Américas. Producto de esas barricadas fascistas, esta señora perdió la vida, es una situación que denunciamos, es una señora que retornaba a su vivienda y perdió la vida”, subrayó Alexis Ramírez, gobernador de la entidad. El conductor de la motocicleta, hijo de la ciudadana fallecida, sufrió fractura del brazo derecho y traumatismos leves.

Arturo Alexis Martínez (54 años), 20 de febrero. Barquisimeto, Edo. Lara. Militante chavista, hermano del diputado nacional del PSUV Francisco Martínez. Murió por un disparo efectuado desde un edificio cuando se encontraba despejando lo restos de una barricada para pasar con su automóvil rumbo a su trabajo. El pasado 6 de marzo, fue puesto a las órdenes del Ministerio Público el presunto homicida de Martínez, identificado como Héctor Doménico Cusati Martínez, de 28 años.

ulio González, 19 de febrero. Valencia, estado Carabobo. Era Fiscal del Ministerio Público. Explica el diario Últimas Noticias que ese día era el fiscal de guardia en el estado Carabobo. Salió de su casa a las 11 de la noche para hacer un recorrido por los centros hospitalarios de Valencia. Iba a ver el estado de salud de las víctimas de las protestas en esos días. La primera en su lista era Génesis Carmona. Iba en su camioneta, en una bajada, y no vio que detrás de la barricada había basura. Las ruedas del auto se enredaron con los escombros y se fue de frente contra un árbol. Su muerte fue instantánea. “Mi esposo era el mejor del mundo. Era mi rey, mi príncipe, mi todo”. Nairobi Olivera todavía no puede creer que ya no esté. Tienen dos hijos de 6 y 3 años. A comienzos de marzo, la calle en la que viven continúa trancada por las protestas. Ella ni siquiera pudo hacerle novenario. “Él se merecía un rezo”.

Génesis Carmona (22 años), 19 de febrero. Valencia, Edo. Carabobo. Asesinada por un disparo por la espalda mientras participaba en una manifestación de oposición. Las experticias determinaron que el disparo provino desde donde estaban los manifestantes que acompañaban a la joven. “Esa joven murió por una bala que salió de sus propias filas”, aseguró el ministro del Interior, Miguel Rodríguez Torres.

Luzmila Petit de Colina (70 años), 19 de febrero. Caracas. Madre de Jean Francis Colina, una de las conductoras del programa Zurda Konducta del canal de televisión público estatal VTV. Desde el pasado 12 de febrero presentaba un delicado cuadro médico. El 18 de febrero en la noche sufrió una subida de tensión arterial que obligó a trasladarla a un centro de salud asistencial. En el trayecto, un grupo de manifestantes opositores que trancaban la vía en El Paraíso impidieron el paso al carro en que se llevaba de urgencia a la paciente. El fallecimiento se produjo en horas de la mañana de este miércoles y según los médicos de la clínica se produce debido al tiempo que tardaron en atender la emergencia.

José Ernesto Méndez (17 años), 17 de febrero. Cumaná, estado Sucre. Falleció por severas heridas en la cabeza luego de ser atropellado por un vehículo particular. Según la versión inicial, ocurrió durante una protesta opositora que mantenía cortada una avenida de la ciudad. El 18 de febrero, el Ministerio Público “anunció que presentará ante un tribunal de control del estado Sucre a Rodolfo Pazos González (30), por su presunta responsabilidad en el arrollamiento de un adolescente de 17 años, y las lesiones causadas a otras tres personas, en un hecho ocurrido el pasado 17 de febrero en la avenida perimetral Rómulo Gallegos de Carúpano”. La Fiscal General, Luisa Ortega Díaz, indicó el 19 de febrero que no fue una muerte intencional sino accidental, pues la persona que conducía el vehículo “trataba de huir de una situación donde estaba en peligro su vida y arrolló” al joven Méndez, “pero no fue un hecho directo”.

Roberto Redman (28 años), 12 de febrero. Chacao (este de Caracas), estado Miranda. Manifestante opositor, muy conocido en las redes sociales por su pseudónimo “EscualidoReload”. Estuvo en la marcha que derivó en hechos violentos en la Fiscalía General de la República y ayudó a transportar el cuerpo de Bassil Dacosta una vez fue herido. Posteriormente, en horas de la noche, participaba en una protesta violenta en el municipio Chacao, al este de Caracas. Testigos atribuyen su muerte a civiles armados en motocicleta, que le dispararon impactándole en la cabeza.

Bassil Da Costa (24 años), 12 de febrero. Parque Carabobo, Caracas. Joven trabajador que participaba en la primera marcha opositora hasta la Fiscalía General, que se inició pacíficamente y se tornó violenta en las puertas de dicho ente. Cae en la misma calle que Juan Montoya, con pocos minutos de diferencia y, según denunció el alto gobierno, por disparos realizados por los mismos sospechosos.

El viernes 11 de abril, la Fiscalía General de la República acusó a un comisario del Sebin como autor y a otros siete miembros de distintos cuerpos en grado de “coautores” de la muerte de Da Costa. ”Se acusó a (…) José Ramón Perdomo Camacho, comisario del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) por la comisión de los delitos de homicidio intencional calificado con alevosía y por motivos innobles, uso indebido de arma orgánica y quebrantamiento de principios internacionales”, informó la fiscal general, Luisa Ortega Díaz.

Según las pesquisas, para el Ministerio Publico este funcionario sería el “autor material” de la muerte de Da Costa.

Juan Montoya (40 años), 12 de febrero. Parque Carabobo, Caracas. Dirigente de la popular zona del “23 de Enero”, en el oeste de Caracas, identificado con el chavismo. Se había reunido con el presidente Nicolás Maduro en un acto público en agosto de 2013, actuando como vocero de movimientos sociales que entregaron sus armas de fuego, como parte de las iniciativas gubernamentales para el desarme de la población civil. Muerte por herida de arma de fuego en circunstancias actualmente investigadas y atribuidas a funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia (SEBIN) que incumplieron la orden de acuartelamiento. Los funcionarios involucrados ya fueron puestos a la orden de la Fiscalía General de la República. El general Manuel Gregorio Bernal, quien era director del SEBIN hasta ese momento, fue relevado de su cargo.

(*) Con información de: Alba Ciudad


FUENTE: http://www.psuv.org.ve/que-dejo-odio-violencia


Uno de los tantos agredidos por la acción de la extrema derecha en Venezuela. (Foto tomada de laiguana.tv).

No hay comentarios.:

Publicar un comentario