jueves, 10 de agosto de 2017

Reflexión. La solidaridad con la Revolución se hace imperante

El triunfo electoral del pasado 30 de julio debe servir para ahondar el proceso revolucionario.
NO ES HORA DE VACILACIONES NI DE CLAUDICACIONES

La Revolución Bolivariana necesita, hoy más que nunca, nuestra solidaridad. Los más de ocho millones de hombres y mujeres del pueblo chavista que el 30 de julio, contra viento y marea, desafiando el infame terrorismo de la extrema derecha opositora, salieron a votar por la Constituyente para corregir errores y seguir adelante, ganar la paz y construir una sociedad justa, nos trazaron el camino.

No es hora de claudicar.

El regreso de la derecha al poder en Venezuela sería la debacle para el movimiento revolucionario en el continente, un retroceso imperdonable.

Afortunadamente, la Constituyente está en marcha.


Cali, martes 8 de agosto de 2017

No hay comentarios.:

Publicar un comentario