sábado, 1 de octubre de 2016

Así fue la Décima Conferencia Nacional de las Farc en el Yarí (17)


Muchos colombianos están en las cárceles por falta de oportunidades, dice Diana Sánchez (2a. parte)

Por Luis Alfonso Mena
En Colombia, los padecimientos de los prisioneros políticos son grandes, pero la mística que caracteriza a la mayoría de ellos hace que los puedan superar. Diana Sánchez, integrante de las Farc recluida en la cárcel de Jamundí, Valle del Cauca, cree que la resistencia luego de trece años de prisión ha valido la pena ante las perspectivas de ganar la participación política en la legalidad, con la conversión de las Farc en un partido político abierto, como quedó ratificado en la reciente Décima Conferencia Nacional Guerrillera cumplida en el Yarí.

Para ella también se avizoran caminos en la vida civil y la motiva el trabajo campesino.

Diana Sánchez ha sido trasladada de un sitio a otro de reclusión, de Medellín a Valledupar, de esta ciudad a Cúcuta y de allí a Jamundí como castigo por su defensa de los derechos humanos de la población en prisión.

Y es que las cárceles colombianas están llenas de gente que, en gran parte, no ha tenido opciones dentro de sus comunidades.

Así, esta mujer, que ha llevado con dignidad su largo peregrinar por prisiones del país, encarcelada por pertenecer a una organización alzada en armas, hoy mira con esperanza el futuro y confía en el aporte que podrá brindar a la sociedad colombiana desde la legalidad.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario