domingo, 6 de marzo de 2016

De la historia de Cali (II). Cada familia debía tener árboles frutales para autoconsumo

Las primeras casas del histórico barrio Obrero de Cali. (Foto: Fondo Archivo del Patrimonio Fotográfico y Fílmico del Valle del Cauca).
1919, CUANDO EL CONCEJO ‘EDIFICÓ’ EL BARRIO OBRERO DE CALI

Por Andrés Felipe Carmona (*)
Por la vida de muchas generaciones de caleños han pasado nombres de barrios de la ciudad que por su tradición son referente universal, como Junín, Bretaña, San Nicolás, La Base, Alameda y el Obrero. Si no,  pregúnteselo a cualquier taxista, conductor de buses, peatón, mecánico o trabajador de la construcción.

El barrio Obrero, ubicado en el centro de la ciudad, a un costado de la Calle 25 o Avenida Miguel López Muñoz, nació con el Acuerdo No. 31 del 20 de junio de 1919, aprobado en sesiones del Concejo de Cali. Pero, ¿cómo debía construirse?, ¿quiénes podían aspirar a un terreno en el sector? y ¿cómo debían ser las calles y fachadas?


Para esa época, Cali tenía una población  de 47.396 personas, de un total de 289.084 que tenía el Valle del Cauca para entonces, según datos del Banco de la República del año 2007. 

El Obrero, comprendido entre las calles 25 y 21 con carreras 10 y 15, desde su fundación debía tener las vías terminadas para poder acceder fácil a su iglesia, escuelas e inspección de Policía, entre otros inmuebles.

El barrio empezó a construirse con terrenos ejidos, es decir, tierras que eran propiedad del Municipio o del Departamento y que eran adjudicadas a ciudadanos para ocuparlas.

El documento obligaba a demarcar estas porciones de tierra en el plano que levantara la Oficina de Planeación, incluyendo los nombres de las personas que los ocupaban, lo mismo para los predios privados.

El Cabildo fue obligado a llevar el agua potable a los vecinos: “el Concejo llevará agua potable al barrio Obrero, construirá los callejones de las avenidas, carreras y calles del barrio; lo mismo que las alcantarillas y desagües”.

El artículo 7 del Acuerdo No. 31 facultó al Concejo para retirar a todos aquellos arrendatarios del Municipio que tuvieran predios dentro de los linderos dispuestos para la construcción del barrio Obrero, declarando caducados los contratos de manera unilateral para seguir con la fase de expansión del sector.

A través de publicaciones, según dejó estipulado el texto, la Alcaldía ofertaba la adjudicación de lotes de terrenos ejidos a las personas que desearan vivir en este sector, pero bajo los siguientes requisitos, que transcribimos de manera textual:

1. Ser padre o madre de familia, natural de Cali, o casado con hijo o hija de Cali.
2. Poseer un oficio o profesión honrada.
3. Observar buena conducta y
4. Obligarse a sembrar dentro del término fijado en este Acuerdo árboles frutales como naranjos y los demás cuyos frutos puedan beneficiarse inmediatamente después de percibidos, sin necesidad de someterlos a ninguna elaboración especial.

De no hacerlo en seis meses, se le duplicaba el canon de arrendamiento. Si dejaba pasar más de un año, le quitaban el lote.

¿Difícil de cumplir? Los niños tenían prioridad. Los concejales, según el mismo documento, establecieron un parágrafo que abría la posibilidad para la asignación de lotes ejidos a “niños caleños que tengan madres que garanticen conducta irreprochable, y que no tengan dónde vivir, mediante declaración de vecinos honorables”.

Otra de las determinaciones era que cada manzana de terrenos ejidos fuera divida en 20 lotes de la siguiente manera: 16 lotes de diez metros de frente por treinta de fondo. Los otros cuatro lotes  eran de diez metros de frente y cuatro de fondo.

En el artículo 26 del Acuerdo, se estableció que los andenes del barrio Obrero debían tener dos metros de ancho y entre los vecinos, sean propietarios o adjudicatarios, se tenían que poner de acuerdo para pavimentar su pedazo hasta completar el andén.

El Acuerdo, cuya copia original reposa en libro empastado de la Gaceta Municipal de junio 30 de 1919 del Archivo Histórico de Cali, contiene en total 32 artículos para la fundación del barrio, los cuales usted podrá descargar en este enlace:


(*) Periodista caleño.

Cali, jueves 4 de marzo de 2016.

Parque principal del barrio Obrero de Cali en sus inicios. (Foto: Fondo Archivo del Patrimonio Fotográfico y Fílmico del Valle del Cauca).

No hay comentarios.:

Publicar un comentario