viernes, 18 de marzo de 2016

EDICIÓN No. 103. Noticia. Intensa reflexión académica en primer día de la Quinta Cumbre Nacional por la Paz en Cali

El defensor de derecho humanos Luis Guillermo Pérez cuando intervenía en la Quinta Cumbre Nacional por la Paz, iniciada el jueves 17 de marzo en el auditorio Gerardo Molina de la Universidad Libre de Cali. (Foto: Luis Alfonso Mena S.).
“LOS ACUERDOS DE PAZ SON OPORTUNIDAD PARA EMPEZAR A TRANSFORMAR ELPAÍS”, DICE LUIS GUILLERMO PÉREZ

Por Luis Alfonso Mena S. 
En medio de un ambiente cálido y con una nutrida y expectante asistencia, se inició en Cali la Quinta Cumbre Nacional por la Paz, que congrega a una treintena de estudiosos del conflicto colombiano, líderes sociales y políticos que reflexionan sobre los diálogos de La Habana entre el Gobierno Nacional y las Farc-EP, y especialmente en torno de los importantes retos de los pos acuerdos.

Luis Guillermo Pérez,  secretario general de la Federación Internacional de Derechos Humanos, sostuvo en su intervención, cumplida en la jornada de tarde-noche del certamen, que en las conversaciones de La Habana se pactan importantes reformas democráticas, y destacó que lo hasta ahora acordado en materia de víctimas es inédito en los procesos de paz en el mundo.


“Los acuerdos de paz son una gran oportunidad para empezar a transformar el país”, sostuvo el jurista, integrante del Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo, al tiempo que llamó a todos los colombianos a respaldar los diálogos y los puntos que se pacten en La Habana.

Al desvirtuar versiones de críticos del proceso en el sentido de que producto de los acuerdos habría “un pacto de impunidades”, Pérez sostuvo que no es cierto que los militares procesados por falsos positivos o crímenes de Estado vayan a ir al Tribunal de Justicia para la Paz que se constituya a pedir rebaja de sus penas y de inmediato éstas se les vayan a conceder. “Tendrán que declarar la verdad de sus actuaciones y denunciar a los generales que ordenaron y cometieron crímenes, no van a llegar allá a cambiar condenas por impunidad”, subrayó.

En similares términos se pronunció el investigador social Pedro Santana, director de la Corporación Latinoamericana Sur, quien luego de hacer un minucioso recorrido sobre los orígenes y desarrollos del conflicto armado y social en Colombia, expresó su optimismo en relación con las conversaciones de paz entre el Gobierno y la insurgencia.

“Soy optimista porque esta es una agenda concreta que trata varios de los problemas estructurales que no se han podido resolver en Colombia a lo largo de su historia”, dijo, y agregó: “En el acuerdo hay algo muy importante y es que él no se puede construir sin la verdad, y al Tribunal de Justicia para la Paz deberán concurrir no solo las Farc, sino el Estado y los paramilitares. Todos deberán concurrir también a la Comisión de la Verdad”.

Asimismo, Santana alertó sobre los numerosos asesinatos que se han cometido en las últimas semanas contra líderes y activistas de la izquierda colombiana, que ya suman 28, y advirtió que “el reto es el desmonte del paramilitarismo”, lo cual, agregó, pasa por reformas en la Policía y las Fuerzas Militares.

“Hay que evitar que ocurra un nuevo genocidio, como el que se cometió con la Unión Patriótica. Hay que entender los acuerdos desde una perspectiva distinta, son un pacto que contribuye a la paz y por eso debemos respaldarlo”, puntualizó.

Por su parte, Viviana Viera, economista caleña especializada en cooperación y desarrollo, alertó sobre la ocupación por parte de grupos paramilitares de los territorios que luego de los acuerdos Estado-Farc deje la guerrilla, y alertó: “No queremos que se repita el genocidio cometido contra la Unión Patriótica”.

La expositora, amplia conocedora de las relaciones entre la Unión Europea y América Latina, puso de relieve la gran cantidad de colombianos que viven en el exterior, los cuales calculó en casi diez millones, un 20% de la población del país, muchos de ellos víctimas del conflicto social y armado.

Viviana Viera recordó que en sus viajes a Europa y otras partes del mundo el presidente Juan Manuel Santos jamás se ha reunido con ellos. “Necesitamos garantías para el retorno”, aseveró la economista.

En la jornada vespertina del primer día de la Cumbre, certamen que se cumple simultáneamente en una docena de ciudades del país, disertó también Horacio Duque Giraldo, comunicador alternativo, quien efectuó un detallado inventario de los puntos acordados en materia de participación política, y llamó la atención sobre las inconsistencias del Gobierno en esta materia.  

Hicieron uso de la palabra, igualmente, la catedrática Julialba Ángel Osorio, decana de la Universidad Nacional Abierta y a Distancia; Mario Jesús Cuchillo y la Mama Liliana, del Cabildo indígena de Guambía, y Jefferson Jaramillo, director del Programa de Sociología de la Universidad Javeriana. 

Momento de inicio de la Quinta Cumbre Nacional por la Paz, con gran asistencia. (Foto: Luis Alfonso Mena S..
“CONTRA LOS LOBOS DE LA GUERRA”
La Cumbre fue instalada en horas de la mañana del jueves por el rector de la Universidad Libre Seccional Cali, Libardo Orejuela Díaz, quien sostuvo: “Nos la jugamos contra esos lobos de la guerra que persisten en la violencia política; la paz nos pertenece a todos, es un camino que todos debemos recorrer”.

Al intervenir  brevemente para presentar un saludo, el alcalde de Cali, Maurice Armitage, expresó que sus preguntas de todos los días son: “¿cómo ser justo?, ¿uno como empresario en un sistema capitalista, neoliberal, como puede ser justo?”, y se respondió: “Creo que se es justo intentando cambiar las costumbres políticas”.

Luego, en medio del llanto, sostuvo: “Uno como ciudadano es justo aprendiendo a perdonar. En la vida el que crea que ser guerrillero es fácil, está equivocado. Ser guerrillero no es fácil. El perdón es de doble vía, y el día en que los colombianos entendamos eso, vamos a ser felices”.

De otro lado, el representante a la Cámara de Representantes Víctor Correa expresó que “el pueblo organizado es quien construye la paz, ésta empieza con las transformaciones que Colombia necesita, porque son muchas las formas de violencia existentes, comenzando por las que practica el Estado”.

El expresidente de la Corte Constitucional Alfredo Beltrán Sierra dijo luego que “la paz no es únicamente la firma de la cesación del conflicto, porque la sociedad tiene problemas que hay que superar, a pesar de una clase dirigente que solo se aprovecha del pueblo. A la paz hay que meterle pueblo”.

Alfonso Gómez Méndez, exfiscal general de la Nación, planteó la tesis según la cual “el conflicto armado no es el principal problema del país, pero sí el pretexto de la clase dirigente para no hacer lo que tiene que hacer”, y manifestó que la solución debe ser negociada.

“Claro que hay que hacer concesiones, porque las Farc no han sido derrotadas”, indicó. “Los defensores de la confrontación no llevan sus hijos a la guerra. Es muy fácil hacer la guerra con los hijos del pueblo y con los impuestos que paga la clase media”, recalcó Gómez Méndez.

Entre tanto, Jorge Gaviria Liévano, directivo de la Universidad Libre, presentó una interesante ponencia sobre el derecho a la protesta. “En cualquier parte del mundo la protesta es una necesidad y un derecho”, advirtió, y subrayó que en los posacuerdos ella seguirá siendo plenamente válida y necesaria.

José Antonio Gutiérrez, catedrático chileno estudioso del conflicto colombiano, aseveró que éste “no es sólo un pretexto” y señaló que la importancia del mismo son sus implicaciones: “qué tipo de sociedad se está construyendo”.

Gutiérrez aseguró que la guerra se vive muy cerca de grandes conglomerados urbanos, aunque muchos digan no sentirla. “El eje del conflicto colombiano está a media hora de aquí, a 40 minutos, en el norte del Cauca, donde la realidad es otra”, recordó.

En la jornada, también intervinieron Jaime Alberto Leal Afanador, rector de la Universidad Nacional Abierta y a Distancia, Unad, y Diego Victoria, rector de la Universidad Cooperativa en Cali.

Para este viernes 18 de marzo, el segundo día de la Cumbre en Cali tiene previstas las siguientes intervenciones en horas de la mañana, en su orden: Eduardo Enríquez Maya, Luis Fernando Velasco, Antonio Lizarazo, Carlos Holmes Trujillo García, Ángel Martín Peccis, Rodolfo Arango, Horacio Serpa y Jairo Estrada.

En la tarde-noche, de 5:00 p.m. a 9:00 p.m., Víctor de Currea-Lugo, Wilson Ruiz, padre Héctor Lugo, Diego Tarapués, Daniel Libreros y Camilo Romero.   

Cali, jueves 17 de marzo de 2016.

Mesa Directiva de la Quinta Cumbre Nacional por la Paz, jornada de la mañana del jueves 17 de marzo de 2016. De izq. a der., entre otros, Jaime Alberto Leal Afanador, rector de la Universidad Nacional Abierta y a Distancia, Unad; María Teresa Pagazaurtundúa, diputada del Parlamento Europeo; Diego Victoria, rector de la Universidad Cooperativa de Cali; Libardo Orejuela Díaz, rector de la Universidad Libre de Cali; Maurice Armitage, alcalde de Cali, Alfonso Gómez Méndez, exfiscal general de la Nación; Alfredo Beltrán Sierra, expresidente de la Corte Constitucional, y Angelino Garzón, exvicepresidente de la República. Interpretando el Himno Nacional de Colombia, el barítono John Fernando Zapata, acompañado al piano por David Gutiérrez. (Foto: Luis Alfonso Mena S.).

1 comentario: