domingo, 30 de marzo de 2014

Análisis. La ultraderecha no se detiene en su intento de golpe de Estado fascista


La degradación terrorista de la 
oposición venezolana

Si algo ha demostrado esta coyuntura, es que la base social del chavismo, el pueblo organizado y consciente, está al mismo tiempo que aguantando el envión, listo para responder en el terreno que le toque y decidido a defender las conquistas de la Revolución Bolivariana.

Por Luis Alfonso Mena S. (*)
Varios asuntos van quedando en claro luego de mes y medio de la ofensiva desatada por la ultraderecha venezolana contra la Revolución Bolivariana de Venezuela:

1.- El carácter fascista de las acciones de la oposición es cada vez más evidente y los procedimientos así lo indican: quema de universidades, tortura y linchamientos de ciudadanos que se oponen a sus métodos, asesinatos selectivos con el uso de francotiradores en ciudades como Caracas y Aragua, destrucción de arboledas sembradas en sectores residenciales, utilización masiva de guayas y alambradas en las calles y avenidas acompañada de aceite para propiciar el asesinato de ciudadanos que usan las motocicletas (medio de transporte más usado por los partidarios de la Revolución Bolivariana), entre otros hechos.


Uno de los casos más sintomáticos de lo anterior se registró en Ciudad Guyana, donde un hombre que se atrevió a limpiar una barricada puesta por opositores violentos fue sometido a crueles torturas y linchamiento, que con el mayor cinismo fueron grabadas como para que sirvieran de escarmiento a otros pobladores que se atrevieran a efectuar similar procedimiento en procura de la libertad de movilidad.

Pero tal vez el caso más grave y frente al cual los medios de la oligarquía mundial han guardado silencio cómplice fue el incendio de la universidad bolivariana de San Cristóbal por parte de la oposición. Cuando se queman libros y se atenta contra el saber, el camino del nazi fascismo opositor no tiene reversa.

También la sede del poder electoral en Maracaibo fue atacada e incendiada. Lo mismo ocurrió con la corresponsalía del Canal Venezolana de Televisión en San Cristóbal, estado Táchira.


2.- Ante el fracaso de su estrategia de generalizar las acciones violentas en todo el país y de penetrar en sectores populares, la ultraderecha, liderada por los grupos Primero Justicia, de Henrique Capriles; Voluntad Popular, de Leopoldo López, y Un Nuevo Tiempo, de Evelin de Rosales (Zulia), entre otros, radicaliza su accionar y se sumerge en las aguas oscuras del terrorismo.

Éste refuerza el carácter fascista de la intentona actual, con el uso de explosivos y armas de fuego para el atentado protagonizado por enmascarados en barricadas o desde azoteas, los ataques a la infraestructura del Estado, el envenenamiento de estanques de agua, los cortes masivos de energía, el incendio de zonas reserva natural, como el perpetrado contra  el Parque Natural Waraira Repano, que rodea a Caracas, entre otros actos.

La destrucción irracional del ecosistema con la tala masiva de árboles y el incendio de vasta áreas de parques naturales ha sido de tal magnitud que ha obligado a la movilización de miles de defensores del medio ambiente con el fin de frenar el vandalismo opositor..


3.- Pero todas estas y otras acciones, a pesar de la prédica mediática, aísla cada vez más a los violentos entre las mayoría del país, pues se empieza a percibir que el camino del terrorismo emprendido por la oposición la conduce a su autodestrucción, producto de su desesperación ante la falta de apoyo popular a su accionar, desprovisto de programa y radicalizado en el desconocimiento de los procedimientos democráticos.

Un caso dramático del extremismo de los sectores de clase media alta y burgueses es el de un hombre de 33 de años educado en uno de los liceos de la clase alta de zuliana, regentado por el Opus Dei, que hacía parte de sectores sociales privilegiados de la élite de Maracaibo, y quien pereció en prácticas terroristas, pues se le disparó un mortero casero que manipulaba contra la tranquilidad de la comunidad maracucha en la madrugada del sábado 29 de marzo. Es una evidencia, entre muchas más, de la autodestrucción de la oposición irracional.


4.- Sin duda, existe una conspiración internacional liderada por el Gobierno de Barack Obama contra la Revolución Bolivariana, dentro de la cual se maneja la estrategia del llamado golpe “suave”, que busca un desgaste del Gobierno bolivariano con una prédica constante para generar la matriz según la cual toda Venezuela está sumida en el caos y el descontento, mientras oculta que los sabotajes están focalizados y circunscritos a los municipios en los que la oposición tiene alcaldes que obran en connivencia con los violentos. Así, Estados Unidos sueña con convertir a Venezuela en otra Siria o en una Ucrania.

De esta estrategia hace parte el terrorismo mediático, en el que están comprometidos los medios de las oligarquías de todo el continente.


5.- La respuesta del Gobierno del presidente Nicolás Maduro ha sido paciente y firme al tiempo. Paciente, porque lo que ha venido buscando la oposición a través de más de 16.000 actos violentos contabilizados es provocar una reacción que conduzca a una masacre que la derecha pueda mostrar al mundo (tipo Egipto) para presionar aún más una intervención internacional y procurar desacreditar la Revolución Bolivariana, en la estrategia final de revertir el proceso de nacionalizaciones de la industria petrolera y de profundos cambios sociales en marcha.

De acuerdo con las cifras documentadas, la gran mayoría de las 39 muertes ocasionadas por lo que en Venezuela se denominan “guarimbas”, o actos violentos de sabotaje, ha sido responsabilidad de la oposición y aquellas en las que pudieran estar comprometidos agentes del Estado ya hay investigaciones y detenciones en marcha.

Así que la respuesta de la Revolución ha sido de respeto a los derechos humanos, a pesar de las difíciles circunstancias de provocación, asedio y abuso de la impunidad creada por los alcaldes opositores, quienes en vez de garantizar la tranquilidad ciudadana se han convertido en cómplices de los terroristas en los territorios en los que están obligados a mantener la paz.

Y la respuesta ha sido firme por parte del Gobierno, porque día a día se han ido tomando medidas para restablecer la cama y la movilidad, al tiempo que se aplica la ley a aquellos que la infringen, empezando por los alcaldes guarimebros de la oposición, el caso más paradigmático de los cuales es el del burgomaestre de San Cristóbal.

El Gobierno ha obrado con prudencia, aun a riesgo de la vida de sus guardias, siete de los cuales han sido asesinados por agentes de la oposición, otro hecho que silencian los grandes medios de comunicación.


6.- En el plano internacional, la Revolución Bolivariana ha salido avante, muy a pesar de lo pretendido por Estados Unidos, Canadá y sus mandaderos, como Panamá, tanto en la OEA como en Unasur.

En este punto, la nación bolivariana está siendo protegida por el respeto ganado en el ámbito mundial por su líder constructor, Hugo Chávez.


7.- La coyuntura ha demostrado también una respuesta unificada de la institucionalidad que ha evitado las fisuras que por todas partes ha buscado la oposición, y en tal sentido los poderes han obrado al unísono en defensa de la estabilidad democrática y convocando de manera reiterada al diálogo que la oposición radicalizada se niega a aceptar.

Además, la posición firme de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana ha sido determinante, aún más con la captura de tres generales de aviación detectados en acciones conspirativas por la propia dirección de la Fanb.


8.-Todo indica que la ofensiva fascista será derrotada. Esta ha servido para unir las bases y la dirigencia del chavismo y a los partidos y movimientos afines al proceso revolucionario.

Seguramente una vez recuperada completamente la tranquilidad existirán mejores condiciones para las rectificaciones que se deben poner en marcha, pero en el marco del respeto a la democracia desde abajo.

La mayoría de los venezolanos ha dicho en 18 de 19 elecciones que el pueblo quiere transformaciones sociales y que no está dispuesto a cederlas, ni por la vía de los votos y menos por la de la violencia a la oligarquía.

Si algo ha demostrado esta coyuntura, es que la base social del chavismo, el pueblo organizado y consciente, está al mismo tiempo que aguantando el envión, listo para responder en el terreno que le toque y decidido a defender las conquistas de la Revolución Bolivariana.


Cali, domingo 30 de marzo de 2014.


(*) Director del periódico alternativo PARÉNTESIS. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario