jueves, 13 de junio de 2013

Noticia. Otro efecto de los TLC contra los trabajadores

Obreros de la multinacional francesa denunciando la masacre laboral de la cual son víctimas miles de trabajadores. (Foto tomada de laopinion.com).



Masacre laboral de la multinacional 
Michelin en Cali y Bogotá

La CUT Valle denuncia que esta estrategia de “cierre liquidatario” por supuesta crisis, se ha convertido en la práctica por excelencia, de las grandes multinacionales, para aniquilar a las organizaciones sindicales y sus conquistas laborales, y posteriormente reapertura las mismas fabricas pero esta vez, con personal tercerizado laboralmente

La Central Unitaria de Trabajadores CUT Valle, denuncia ante el movimiento sindical colombiano y la opinión pública nacional e internacional, la nueva masacre laboral propiciada por la Multinacional Francesa Icollantas S.A.–Michelin, contra más de 1500 trabajadores entre directos e indirectos, de las dos (2) plantas de producción ubicadas en Cali (Valle) y Chusacá (Cundinamarca).

Este miércoles 12 de junio la multinacional informó mediante un documento intimidatorio y mal argumentado, que por la crisis de productividad y los negativos resultados financieros, decidió ordenar el cierre de ambas factorías y ha iniciado el trámite para despedir a todos los trabajadores, pero que expresa su intención de negociar con los trabajadores un acuerdo de “retiro voluntario” con la intención de evitar un conflicto de largo aliento.


La CUT Valle denuncia que esta estrategia de “cierre liquidatorio” por supuesta crisis, se ha convertido en la práctica por excelencia, de las grandes multinacionales, para aniquilar a las organizaciones sindicales y sus conquistas laborales, y posteriormente reapertura las mismas fabricas pero esta vez, con personal tercerizado laboralmente, sin sindicato, ni convención colectiva, una prueba de ello es lo que ya vivimos con empresas como: Tisot, Quintex, Titan, Vajillas Diamante, Fruco, Facomec, Bavaria, Sidelpa, Emsirva, Krafd Foods, Sacos de Colombia, Ladrillera La Candelaria etc. Convirtiéndose a las zonas industriales de la región en un verdadero cementerio.

Mientras el gobierno mal llamado de “Prosperidad Democrática” de Juan Manuel Santos, habla de respeto a los derechos laborales, de la reducción del desempleo y fomenta campañas publicitarias al respecto, vemos que en la práctica ocurre todo lo contrario, su confabulación con las grandes multinacionales han llevado a la vulneración masiva de los derechos fundamentales del pueblo colombiano, en especial la clase trabajadora, llevándolos a una condición de esclavitud moderna, donde son explotados durante muchos años, con salarios de miseria y luego cierran las fábricas y se van como si nada, dejando a los trabajadores en la calle con su salud deteriorada y sin ninguna opción laboral diferente.
Exigimos la intervención de su convidado de piedra el Ministro de trabajo Rafael Pardo, para que se impida que esta multinacional Icollantas S.A.–Michelin cometa el mismo crimen de las multinacionales anteriores, sabemos que la crisis es el típico argumento para seguir cerrando empresas, masacrando sindicatos y desapareciendo convenciones colectivas.

Solicitamos el acompañamiento y la solidaridad nacional e internacional de nuestros hermanos de clase, pronunciándose ante el alto gobierno y rechazando el accionar de esta multinacional. Es un deber del movimiento sindical y social, brindar su solidaridad y apoyo en las denuncias y demás tareas que estamos programando como la carpa en las instalaciones de la empresa a partir del jueves 13 de junio.

“Rechazamos esta nueva masacre laboral que incrementará el hambre y el desempleo en nuestra región”

COMITÉ EJECUTIVO CUT VALLE

ALVARO JOSE VEGA CAICEDO

Presidente

Protesta que llevan a cabo los trabajadores de Michelin, afectados por la masacre laborarl de la multinacional francesa.(Foto: Sintaicollantas)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario