viernes, 24 de febrero de 2012

Los trámites burocráticos, a la orden del día


El enorme hueco que no ha querido tapar UNE puede ocasionarle un grave accidente a cualquier parroquiano desprevenido. (Foto: Andrés Felipe Carmona).
UNE no le para bolas a la comunidad

Por Andrés Felipe Carmona Barrero
El hurto de tapas que protegen las cajas del cableado telefónico se ha incrementado notablemente en Cali y el sur de la ciudad no es la excepción ante este problema.

Sobre la Carrera 96 con Calle 28, justo a un costado del hipermercado holandés Makro, en el sector Valle del Lili, la caja del cableado telefónico y óptico de la empresa UNE, que lleva el servicio a una parte del sector, permanece a la intemperie, debido a que los dueños de lo ajeno desde diciembre pasado hurtaron la cubierta.

“Yo reporté el hurto de la cubierta a la empresa UNE, en el pasado mes de enero, pero ellos me manifestaron que debía llenar un formulario en internet para formalizar la denuncia. Todo esto porque no soy suscriptora del cable-operador”, manifiesta con indignación Libia Barrero Quintero, vecina del sector.

Mientras los habitantes del área esperan la reposición de la cubierta, transitar por este lugar se ha vuelto un peligro, debido a una posible caída.

PARÉNTESIS fue testigo de ello y captó las siguientes imágenes.

Cali, sábado 25 de febrero de 2012.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario