miércoles, 22 de febrero de 2012

Video independiente visibilizó agresión policial en el Huila


Arzobispo clama contra 
represión en El Quimbo

“Estamos en un reclamo justo, exigiéndole al Gobierno que no permita que una transnacional nos desvíe nuestro río Magdalena, acabando con la pesca, los peces, con todo”, sostuvo monseñor Jaime Tovar Ramírez al expresar su solidaridad con la comunidad de dos veredas situadas a orillas del río y agredidas por la Policía.
---

El arzobispo de Neiva, monseñor Jaime Tovar Ramírez, denunció los atropellos cometidos por la Policía contra pescadores del río Magdalena en el Huila, y llamó a toda la población de su departamento a defender el río y la tierra en la región donde transnacionales construirán la Central Hidroeléctrica de El Quimbo.

“Llevo meses diciéndole a la gente que tenemos que defender nuestra tierra y nuestro río… Hoy debiéramos habernos levantado como un solo hombre para impedir que nuestra Policía hiciera lo que hizo, cometiendo un atropello con nuestra gente pobre, abusando de que ellos no tenían más armas que su pobreza”, dijo monseñor Tovar Ramírez.

La declaración está contenida en el documento fílmico producido por Bladimir Sánchez Espitia ampliamente difundido a través de las redes sociales y titulado “El video que el Gobierno colombiano no quiere que veamos”.

En el mismo se evidencia los atropellos cometidos por la Policía con un escuadrón antimotines de 150 hombres contra campesinos y pescadores situados en las riberas del río Magdalena, a su paso por las veredas Domingo Arias, del municipio de Paicol, y Honda, de Gigante, a 70 kilómetros de Neiva.

En la represión, la Policía utilizó bombas de aturdimiento, gases lacrimógenos y gas pimienta, y como consecuencia de ello tres campesinos resultaron heridos y se puso en riesgo la integridad de los pescadores y de sus familias, incluidos varios niños.

Monseñor Tovar Ramírez sostuvo sobre este caso, ocurrido entre los días 14 y 15 de febrero: “Uno se asombra de que en un país que se dice democrático y de leyes sucedan estas cosas”.

“Estamos en un reclamo justo, exigiéndole al Gobierno que no permita que una transnacional nos desvíe nuestro río Magdalena, acabando con la pesca, los peces, con todo y nos haga un lago más grande que el de Betania Yaguará”, recalcó.

Monseñor Tovar recordó lo que pasó con la represa de Betania y dijo: “Acabó con nuestra región. Yaguará quedó un puertico al otro lado del lago, cuando era un pueblo rico en ganadería, en arroz y en cultivos”.

“¿Y el pueblo qué ganó con ese lago?, se preguntó luego monseñor Tovar, y agregó: “Llenó los bolsillos de plata de la empresa que construyó ese lago, le da muy buenas regalías al Gobierno Nacional, ¿y a la gente de Yaguará, a los campesinos y al pueblo qué les dio? Absolutamente nada”.

En la presentación del documento fílmico se puntualiza: “Por la construcción de la hidroeléctrica del Quimbo, en el Huila, el Gobierno colombiano junto con las transnacionales Engesa, Endesa y Enel desalojaron y atacaron violentamente a las comunidades de mineros, campesinos y pescadores que viven y consiguen su sustento diario a las orillas del río Magdalena”.
De acuerdo con la denuncia formulada en la mañana de ayer miércoles 22 de febrero a través de la radio por Bladimir Sánchez, el Gobierno incumplió lo pactado entre las comunidades de la zona del Quimbo y los representantes de Juan Manuel  Santos.

El acuerdo, hecho luego del paro cumplido entre el 3 y el 18 de febrero del presente años, consistía en el desarrollo de unas mesas temáticas y en la indemnización a las comunidades afectadas. Pero Santos y sus emisarios incumplieron, dijo Sánchez.

El comandante de la Policía del Huila que habló por La W en la mañana de ayer miércoles lo confesó: el desalojo era para proteger “los derechos” de las compañías extranjeras.

¡Qué tal este colombiano justificando la represión a sus hermanos para satisfacer la voracidad de las transnacionales!, conceptúan estudiosos del tema, quienes agregan que así se traduce la “confianza inversionista”, uno de los estrategias de Álvaro Uribe que Santos está cuidando, a costa de la salud, el bienestar y las tierras de 1.700 familias del Huila.

El siguiente es el video de Bladimir Sánchez, producido con la colaboración de Bruno Federico y Amparo Fortaleché Triana.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario