viernes, 4 de marzo de 2016

Informe. Planteamientos de Boris Salazar en conversatorio sobre paz

Momento de la intervención de Boris Salazar Trujillo, decano de la Facultad de Ciencias Sociales y Económicas de la Universidad del Valle, en el conversatorio sobre los acuerdos de La Habana, organizado por la UP del Valle del Cauca y cumplido el 12 de febrero de 2016 en Cali. (Foto: Luis Alfonso Mena S.).
“HAY QUE CONSTRUIR CIUDADANÍA EN LAS LADERAS Y EL ORIENTE DE CALI”

Por Luis Alfonso Mena S.
El decano de la Facultad de Ciencias Sociales y Económicas de la Universidad del Valle, Boris Salazar Trujillo, denunció que la guerra contra las drogas librada a instancias de Estados Unidos llevó a que Colombia se volviera una nación consumidora, lo cual convirtió los barrios de Cali en epicentro de bandas delincuenciales.

El planteamiento fue formulado en desarrollo del conversatorio sobre el proceso de paz, llevado a cabo el viernes 12 de febrero de 2016 en la Casa de Derechos Humanos de Cali, organizado por la Unión Patriótica del Valle, en el que intervinieron, además de Salazar Trujillo, el destacado intelectual Guillermo Restrepo, profesor de matemáticas de la Universidad del Valle, y los dirigentes comunistas Jaime Caycedo Turriago, secretario general del PCC, y Germán Cobo Lozada, ex concejal de la ciudad.


“Cali ha recibido todos los desplazados del occidente colombiano, las invasiones en la ciudad son producto del desplazamiento generado por la guerra”, sostuvo Salazar Trujillo.

Según el catedrático, que ha realizado varias investigaciones sobre los problemas de seguridad, criminalidad y delincuencia en la capital del Valle, como solución al fenómeno de las bandas “hay que construir ciudadanía en el mundo separado de las laderas y del oriente de Cali, que es el mundo del conflicto”.

“Los acuerdos de La Habana nos ponen ante la necesidad de que la sociedad sea transformada, la salida de hoy es la reconstrucción social; para que la paz sea duraderas se requiere de cambios profundos”, aseveró, y agregó: “A pesar de que las negociaciones son complejas, lo que se viene ahora es más difícil”.

Puso de relieve la crudeza de los resultados del conflicto, sus cinco millones de desplazados, los 250 muertos como consecuencia de la confrontación, los miles de desaparecidos y la profundización de las condiciones de pobreza, “que son ahora peores que antes”, a pesar de lo que afirma el Gobierno Santos.  

De acuerdo con sus apreciaciones, “hay que construir nuevos arreglos sociales, construir condiciones de igualdad y la única posibilidad de que los acuerdos se concreten es con la movilización social”.

“Oposición sin exterminio”
Por su parte, el profesor Restrepo Sierra destacó que la Unión Patriótica nació de una “epifanía democrática”, pero fue exterminada y “hasta ahora reina la total impunidad” producto de “la ruina moral de la burguesía colombiana y de la degeneración espiritual de la clase política colombiana”.

El catedrático dijo que es imperativo que en este nuevo proceso de paz con las Farc haya “oposición sin que ella sea exterminada”, e insistió en que la lucha en la actual coyuntura es “de izquierda versus derecha, por el futuro de la democracia en Colombia”.

De otro lado, Caycedo Turriago conceptuó que la actual coyuntura mundial se caracteriza porque “está terminando la Guerra Fría, es el final del largo ciclo de anticomunismo.

Expreso asimismo que “recuperar la historia es una tarea del momento”, e invitó a tener en cuenta el legado de luchadores sociales como Juan de la Cruz Varela, Tarsicio Guaracas y Julio Rincón, entre otros.

El dirigente político hizo un recorrido a lo largo de la historia colombiana y recordó que “el Frente Nacional fue un pacto entre el bipartidismo aprobado con un plebiscito, y ese pacto fue la constitución de la guerra”.

“Ha habido una estructura de exclusión”, dijo, y recordó que antes del genocidio contra la UP hubo otro contra formas de organización política alternativa al bipartidismo, como fue el cometido contra la Unión Nacional de Oposición, UNO, en la década de los años 70 del Siglo XX.

“El plebiscito, contraproducente”
Caycedo Turruiago sostuvo también que “el plebiscito es una enorme temeridad, puede ser lo más contraproducente”, y recordó la crisis que atraviesa el actual Gobierno por la venta de Isagen, el escándalo de Reficar, el alto costo de la vida, los bajos salarios, los problemas de Transmilenio, todo lo cual afecta al pueblo.

“Estamos en un momento histórico, el actual no es cualquier proceso, éste tiene un significado muy grande, necesitamos formar conciencia del momento”, manifestó.

Reconoció, igualmente, que el proceso de paz tiene un defecto: que la gente desconoce los acuerdos. “Hay que hacer un seguimiento a la normalización de los acuerdos e insistir en la asamblea nacional constituyente”

El ex concejal de Bogotá puntualizó que en Colombia “subsiste el paramilitarismo, aunque el Gobierno no lo reconozca”, y aseguró que “hay ‘cacaos’ comprometidos en su financiación”.

La Unión Patriótica del Valle continuará realizando conversatorios sobre los acuerdos de La Habana y su relación con los problemas del departamento, los cuales se llevarán a cabo en municipios como Buga, Palmira y Yumbo.


Cali, jueves 3 de marzo de 2016.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario