lunes, 14 de marzo de 2016

EDICIÓN No. 100. Informe. En Precumbre nace la Mesa Popular por la Paz de Aguablanca

Pobladores de la Comuna 14 de Cali colmaron el coliseo del colegio Monseñor Rubén Ramón Arcila, en la Precumbre por la Paz cumplida el sábado 12 de marzo en Cali. (Foto:Luis Alfonso Mena S.).
LAS RESISTENCIAS POPULARES HARÁN RESPETAR LOS ACUERDOS DE PAZ EN CALI

Por Luis Alfonso Mena S.
La Precumbre por la Paz cumplida de manera exitosa el sábado 12 de marzo en el barrio Marroquín II de Cali tuvo resultados claves: el nacimiento de la Mesa Popular por la Paz en el Distrito de Aguablanca y el inicio de pasos firmes de una variada cantidad de organizaciones comunitarias, sociales, cívicas y culturales en respaldo al proceso de paz de La Habana y para hacer valer las luchas y resistencias de la población con el fin de que se respeten sus derechos fundamentales y se cumplan los acuerdos.

El foro, que se llevó a cabo desde las 2:00 p.m. y hasta la 6:00 p.m. en el auditorio de la Institución Educativa Monseñor Rubén Ramón Arcila, de la Comuna 14 de Cali, contó con la asistencia de más de 250 personas, moradores, miembros de la Junta Administradora Local, activistas cívicos y de juntas comunales e integrantes de organizaciones sociales del sector, además de delegados de la Universidad Libre.


Fue destacada la presencia de líderes e integrantes del Movimiento Marcha Patriótica, lo mismo que de voceros de colectivos como Integración Sin Fronteras contra los Desalojos, Fundación Afrocomunitaria El Progreso, Fundación Con Todas las Manos, Asociación del Adulto Mayor del Distrito de Aguablanca, Fundación Independiente de Mujeres Trabajadoras y Centro Comunitario de El Poblado II.

Niños, jóvenes, madres de familia con sus bebés, trabajadores y adultos mayores se notaban entre los presentes en la Precumbre, que hace parte de los actos programados en el marco de la Quinta Cumbre Nacional por la Paz, que se realizará de manera simultánea en quince ciudades del país, entre el 17 y el 18 de marzo de 2016, y que será instalada el jueves próximo, a las 8:30 a.m., en el Auditorio Gerardo Molina de la Universidad Libre Seccional Cali.


Desde el principio del encuentro popular, los participantes tuvieron la oportunidad de votar si querían la paz o la continuación de la guerra, en urnas instaladas al fondo del coliseo del colegio Ramón Rubén Arcila. Al final, el escrutinio mostró 162 votos por la paz y cero por la continuación del conflicto armado.

Un grupo de actores y cantantes de hip hop escenificó una pieza teatral en la que se representó la lucha entre la violencia y la paz, la cual involucró de manera entusiasta a los asistentes, que al final batieron banderas blancas para saludar el triunfo de la paz sobre la guerra.

De igual manera, varios niños de los barrios de la Comuna 14 expresaron emotivos saludos a la reunión, los cuales fueron recibidos en forma efusiva por los asistentes.

Otra panorámica de la Precumbre por la Paz en el Distrito de Aguablanca. (Foto: Luis Alfonso Mena S.).
“LA PAZ ES CONSTRUIR DESDE LAS MINORÍAS”
En desarrollo de la Precumbre intervinieron alrededor de 20 voceros de los colectivos sociales que participaron en el certamen, además de la delegada de la Universidad Libre Seccional Cali.

Quienes hablaron coincidieron en la defensa de los diálogos de paz entre el Gobierno Nacional y las Farc-EP en La Habana, y destacaron la necesidad imperiosa de que el Estado cumpla los acuerdos.

De igual manera, pusieron de relieve el hecho de que serán las comunidades, con sus resistencias y sus luchas, las que garanticen  la materialización de los derechos sociales, económicos y políticos de la población.

En el foro hizo uso de la palabra Rocío Vargas, una de las organizadoras de la Precumbre y representante de la Fundación Con Todas las Manos, quien planteó: “Tenemos que hacer parte de este proceso, unámonos en una sola voz, construyamos mesas populares”.

“La paz de la que habla la Universidad Libre es social y creemos que en la medida en que las comunidades se vean llenas de hombres y mujeres construyendo ideas para la paz, forzaremos que las cosas cambien”, dijo, por su parte, la docente Orfa Margarita Giraldo.

“Los cambios solo serán posibles si actúan los movimientos sociales. Es con ustedes, con la capacidad de resistir y proponer que vamos a hacer la paz”, agregó la catedrática, que llevó en la Precumbre la representación de la Universidad Libre de Cali.

Por su parte, el investigador José Faiber León Bermúdez, quien intervino a nombre del Movimiento Marcha Patriótica, sostuvo que “la paz es construir desde todas las minorías étnicas, afro, culturales; somos nosotros los que tenemos que refrendar los acuerdos que se firmen en La Habana con una asamblea nacional constituyente, tenemos que asumir nuestro papel”.

Melquisedec Rueda Castellanos, presidente de la JAL de la Comuna 14, recordó las jornadas populares en los comienzos del Distrito de Aguablanca, y expresó: “Aquí nacimos como el ave Fénix, como invasión no teníamos las calles pavimentadas ni había centros de salud”, y agregó: “Nos hace falta mucho, nuestra vida ha sido de resistencia”.

Rueda Castellanos indicó también que es posible que las comunidades apoyen la propuesta de convocar una asamblea nacional constituyente “porque el país tiene que cambiar”.

Carlos Castaño, vicepresidente de la JAL de la Comuna 14, fue el encargado de leer una declaración de este organismo en la que se afirma: “Desafortunadamente la guerra urbana que estamos viviendo es peor que la guerra militar que venimos soportando durante tantos años, pero todo esto es causado por la violación a todos los derechos fundamentales”.

Ante tal situación, el documento exige que el Gobierno “le cumpla al pueblo colombiano, garantizando una verdadera inversión social, haciendo respetar el derecho a la vida, la salud, la educación y el deporte”.

Habitantes de barrios de la Comuna 14 de Cali, reunidos para apoyar los diálogos de paz. (Foto: Luis Alfonso Mena S.).

NECESITAMOS UNA CULTURA TRANSFORMADORA”
También hicieron uso de la palabra Antonio Muñoz, juez de Paz, quien habló a nombre de la Fundación Independiente de Mujeres Trabajadoras y llamó a respaldar sus luchas cotidianas, y Julio Vargas, de la Junta Comunal de Marroquín I, sector Los Mangos, quien cuestionó a los entes de control y llamó a “la paz con justicia social”.

Daniel Enrique Caldas, presidente de la Junta de Acción Comunal del barrio Puertas del Sol I, solicitó inversiones para el sector, que ha sido y sigue siendo estigmatizado, y recordó que Aguablanca urge la creación de una universidad pública para sus comunas.

Por su parte, Aldemar Gómez, de Marcha Patriótica en Aguablanca, señaló que “es el pueblo el que debe cambiar la historia del país”, y aseveró que “la constituyente es el camino”, al tiempo que la joven Catherine Rocha leyó una ponencia en la que se hace un recorrido histórico del sector oriental de Cali y se denuncia que hay “un proceso de abandono hacia la privatización” de los centros comunitarios por parte de la Administración Municipal.

Nelsy Rodríguez, de la Fundación Afrocomunitaria El Progreso, propuso “fortalecer los procesos de acompañamiento de las comunidades y profundizar sus raíces culturales para beneficio del país” y reclamó “que el Estado se comprometa en abolir la ley de herencias, para que cada negro desposeído y desplazado pueda tener un rasguño de tierra para su usufructo”.

También intervino Martha Rodríguez, de la Asociación del Adulto Mayor, quien expuso la necesidad de que los mayores sean reconocidos como seres productivos a nivel social y político, al tiempo que pidió que sean tenidos en cuenta en los acuerdos de paz.

Llamó la atención la participación de la artista Cynthia Montaño, quien en tono vehemente manifestó: “Queremos la paz verdadera, exigimos empleo, calidad de la educación en el oriente de Cali, como la que tienen en el sur de la ciudad, pues recibimos las migajas de ella, y lo mismo pasa con la salud”.

“Queremos que en La Habana se nos escuche, necesitamos cultura transformadora para darles otras opciones de vida a los jóvenes; los invito a dar nuestra calidez humana, a transformarnos también por dentro, en nuestras casas y en nuestros corazones”, agregó.
En la organización del certamen tuvieron una destacada participación los líderes sociales Boris Delgado y Claudia Ríos, quienes pusieron de relieve la importante respuesta dada por la comunidad.

Luego de las intervenciones de quienes presentaron ponencias, varios de los asistentes al foro hablaron para expresar sus inquietudes y sugerencias.

La mayoría de los asistentes a la Precumbre participaron en la consulta sobre "Paz o guerra". (Foto: Luis Alfonso Mena S.).
“SEGUIR ENCONTRÁNDONOS Y ESCUCHÁNDONOS”
Al final se leyó por parte de Carlos Flórez, integrante del equipo coordinador de la Cumbre, una Declaración Política en la que se respaldan los diálogos de Paz de La Habana y se plantea que “las autoridades locales administrativas del Distrito reunidas en esta asamblea declaran abierta la Mesa Popular en su trabajo permanente por la construcción de la paz en el Distrito de Aguablanca”.

“… iniciamos en esta fecha y de manera permanente, una serie de acciones, tareas y labores todas ellas encaminadas a seguir encontrándonos y escuchándonos para proponer y  construir entre todos el ideario popular de paz para el país, ideario propuesto y tejido desde los barrios mal llamados marginales, los cuales hasta hoy no han sido escuchados ni tenidos en cuenta en la construcción de ese ideal de paz nacional”, dice la Declaración.

Y puntualiza: “La Mesa Popular por la Paz Distrito de Aguablanca Comuna 14, integrada por todas las organizaciones sociales que inciden en el Distrito, saluda y apoya los diálogos de paz que se celebran entre el Gobierno Nacional y la insurgencia armada de las Farc-EP en la ciudad de La Habana, Cuba”.

De esta forma, la Quinta Cumbre Nacional por la Paz comenzó, en la práctica (aunque será instalada oficialmente el jueves 17 de marzo), con su presencia en uno de los sectores poblacionales y geográficos más grandes y con más problemas sociales y económicos de la capital del Valle del Cauca: el Distrito de Aguablanca.

Allí se registra una gran concentración de desplazados de toda la zona del Pacífico colombiano, ocasionada en importante medida por el conflicto que se espera empezar a afrontar con los acuerdos que se discuten entre el Gobierno Nacional y las Farc-EP en La Habana.

Cali, lunes 14 de marzo de 2016.


La comunidad de Aguablanca vinculada a diversos colectivos, en la Precumbre de Paz. (Foto: Luis Alfonso Mena S.).

Momento en que se escenificaba una pieza teatral sobre la lucha entre violencia y paz. (Foto: Luis Alfonso Mena S.).


No hay comentarios.:

Publicar un comentario