sábado, 26 de marzo de 2016

Análisis. Cómo transformar el modelo neoliberal imperante en Colombia

El modelo económico neoliberal existente en Colombia impacta en el empleo, que está cada vez más deteriorado en el país. (Foto: www.elespectador.com). 
EL GRAN RETO PARA LOS MOVIMIENTOS SOCIALES UNA VEZ SE FIRMEN LOS ACUERDOS EN LA HABANA

Por Holbein Giraldo Paredes (*)
El momento actual que vive la sociedad colombiana  es decisivo para poner fin a una guerra de más de cinco décadas entre el Gobierno Nacional y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Farc. Es muy importante  que los colombianos tengan unas expectativas muy realistas frente a lo que se está firmando en La Habana: en esos acuerdos  no se está firmando  la paz,  lo que se está  firmando es el fin de la guerra con uno de los actores del conflicto político armado, como lo son las Farc-EP. Queda por resolver el problema de la violencia con otros actores como el ELN,  los  grupos paramilitares, el narcotráfico  y la delincuencia organizada  en las  ciudades.

El gran reto para los movimientos sociales una vez firmados los acuerdos de fin de la guerra  en La Habana entre el Estado colombiano y las Farc-EP, para  iniciar un proceso de construcción de paz, es adelantar una agenda que proponga la discusión del modelo económico neoliberal que se implementó en  el país desde la década de los años noventa del  siglo pasado  en  el gobierno  del entonces presidente César Gaviria Trujillo, con la conocida “apertura económica” y que desde entonces se ha mantenido por todos los gobiernos que han pasado a los largo de estos veinte años. Los movimientos sociales  deben adelantar una discusión profunda  sobre el impacto de este modelo económico en la sociedad  colombiana. Se deberá abordar la discusión de preguntas como:

1.     ¿El impacto del  neoliberalismo  en  el sector agrario colombiano, en la salud, en la educación,  en la calidad  del empleo de los colombianos?

2.      ¿El impacto del modelo económico neoliberal sobre el sector empresarial de las Mipymes?

3.      ¿El impacto del modelo económico neoliberal  sobre  el medio ambiente  en el país?

4.     ¿Cuál ha sido la relación entre  neoliberalismo y corrupción en Colombia?

Revisar  los niveles de pobreza  y desigualdad social  que el modelo económico  ha generado en las dos últimas décadas. No es posible pensar  en la construcción de  una paz  perdurable en el tiempo, si no se desmonta un modelo económico que ha generado inequidad, y que  ha convertido  a la sociedad colombiana en el segundo país de mayor desigualdad  social en  América Latina después de Haití.

Se hace necesario revisar el impacto del modelo económico neoliberal  en la crisis  de la salud  que se vive hoy en el país, analizar la problemática  de la red  hospitalaria en los  departamentos y proponer  el desmonte  de las políticas neoliberales  que lo llevaron a la actual crisis. 

La educación  es otro bastión importante en la construcción de  una paz  perdurable en el tiempo. Se hace necesario discutir y resolver los problemas más urgentes que históricamente ha presentado el sistema educativo colombiano como son: la cobertura educativa y la calidad de la educación. Esto solo se logrará con el desmonte de las políticas neoliberales en la educación.

No es posible hablar de paz sin un empleo digno y de calidad, condición  que  el neoliberalismo fracturó hace veinte años con la promulgación de la Ley 50, que  flexibilizó, desregularizó y precarizó el empleo en Colombia, acabando con los empleos de calidad.

Como  lo plantea  el economista Eduardo Sarmiento Palacios haciendo referencia a la salud y la educación en el contexto  neoliberal colombiano: “La aplicación de las fórmulas de mercado en las áreas de salud y educación está expuesta a grandes dificultades por tratarse de sectores plenos de externalidades y elementos de bienes públicos. En primer lugar, el mercado no garantiza la eficiencia; la libertad de matrícula lleva a desplazar a los estudiantes más capaces de menos ingresos por los menos capaces de mayores ingresos. Por lo demás, contribuye a ampliar las diferencias económicas, las regiones y los grupos de mayores ingresos tendrían acceso a educación de mejor calidad, lo que acentuaría las diferencias económicas y sociales”. (Sarmiento, 2000).

 De la  anterior afirmación se puede  deducir que es urgente una revisión del modelo económico actual, si lo que se busca es iniciar un proceso de construcción de paz perdurable en el tiempo: Pero dicha tarea no será parte de la agenda de las elites  económicas y políticas de este país, quienes ya han demostrado que no les interesa la discusión de estos temas tan importantes. La tarea será de todos los movimientos  sociales: estudiantes, indígenas, obreros, maestros, campesinos, quienes tienen la responsabilidad  histórica  de trasformar la sociedad colombiana y de resolver  las causas  estructurales  de la violencia  en el país.

(*) Licenciado en Historia, especialista en teorías, métodos y técnicas  de  investigación social,  magister en filosofía.  Profesor jornada completa de la Facultad de Derecho, Ciencias Sociales y Políticas de la Universidad Libre, jefe del Área de Ciencias Sociales. Profesor catedrático Universidad del Valles, sede de Palmira.


Cali, sábado 26 de marzo de 2016.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario