lunes, 12 de octubre de 2015

Noticia. Más arbitrariedades empresariales en el Valle del Cauca

Harold Tello, dirigente de Sintraime, Seccional  Yumbo, cuando hablaba con PARÉNTESIS. (Foto: Luis Alfonso Mena S.).

Despidos e inestabilidad laboral en Centelsa

Por Luis Alfonso Mena S.
Los trabajadores de la empresa Cables de Energía y Telecomunicaciones S.A., Centelsa, con sede en Cali, se encuentran en estado de alerta ante la amenaza de cierre que se cierne de parte del Grupo Económico Xignux y los despidos que se vienen cometiendo desde hace algún tiempo contra obreros sindicalizados.

Así lo denunció Harold Tello, dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria Metalmecánica, Sintraime, Seccional de Yumbo, quien dijo que los despidos de trabajadores afiliados a la organización sindical se realiza mediante diferentes modalidades, como pensiones anticipadas, arreglos “voluntarios”, traslado de trabajadores de alistamiento, despachos, aseo, cafetería, vigilancia y seguridad a través de la empresa temporal ESG Industriales, de propiedad del Grupo Xignux.

El dirigente sindical sostuvo que de esta forma se crea un régimen paralelo a la Convención Colectiva, “lo cual ha constituido un atentado contra la existencia y estabilidad de nuestra organización sindical, que nos ha obligado a adelantar algunos procesos judiciales que hoy se encuentran en curso ante estrados judiciales”.

Con esos procesos, explicó, se busca la defensa de los derechos al trabajo y a la estabilidad laboral, consagrados en la convención colectiva firmada entre Sintraime y la empresa Centelsa.

“Hoy nuevamente con su política antisindical y antiobrera la empresa Centelsa y el Grupo Xignux nos plantea la implementación de dos regímenes dentro de la Convención Colectiva de Trabajo, con el propósito de dividir a los trabajadores y desmejorar los derechos de los nuevos compañeros, pretendiendo a futuro el desmonte de los puntos convencionales más relevantes”, acotó Tello.

Agregó que se pretende también “despedir a los trabajadores fijos y con antigüedad, desmejorar las condiciones sociales y económicas, desmejorar la ley de derechos laborales y así desaparecer la organización sindical”.

Explicó que, asimismo, la empresa viene implementando lo que denominó el “desplazamiento forzado” y la reubicación de los trabajadores del área administrativa que hacen uso del derecho de asociación sindical, al tiempo que se desconoce la reclasificación y el escalafón convencional de los empleados.

De esta forma, son trasladados a la operación de máquinas especializadas con salarios de categoría baja, mientras simultáneamente se pretende, a través de “espacios paralelos”, desarticular y acabar las conquistas laborales.

De acuerdo con Tello, “la transnacional Centelsa, retomando la política Tylor de principios del Siglo XX, y la psicología industrial, pretende, mediante dádivas y programas disfrazados de planes sociales (que constriñen y violan la intimidad de la familia), elevar la productividad y su taza de ganancias”.

“Se genera así mayor plusvalía a la empresa a costa de la salud y los derechos de los trabajadores, lo cual aumenta los riesgos laborales, afecta su integridad física y mental y crea la competencia entre los trabajadores buscando su división”, explicó más adelante.

Tello finalizó solicitando la solidaridad del movimiento social y sindical colombiano para frenar las intenciones del Grupo Económico Xignux de cerrar Centelsa, “patrimonio invaluable del Valle del Cauca y Colombia


(*) Periodista independiente, editor de los blogs PARÉNTESIS y ¡PERIODISMO LIBRE!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario