martes, 19 de mayo de 2015

EDICIÓN No. 67. Noticia. Una semana cumple toma de la Catedral de Cali por conductores


Uno de los actos de solidaridad promovido por el Sindicato de Trabajadores de Emcali, Sintraemcali, en la Plaza de Caycedo, donde queda la Catedral de la capital del Valle.


Crisis del transporte en Cali, sin vías de solución

Por Luis Alfonso Mena S.
En Cali, continúa la protesta de los trabajadores de la empresa de busetas Coomoepal desplazados por el sistema de transporte masivo denominado MIO, quienes ocupan desde hace una semana la Catedral Metropolitana San Pedro.

A pesar del paso de los días, la indolencia de la Alcaldía de Cali, de su cuestionado Secretario de Tránsito y de los pulpos del transporte no ha generado soluciones para los reclamos de estos trabajadores del volante.

Y este martes 19 de abril, los operadores del MIO (el Transmilenio caleño) se tomaron la Avenida Segunda Norte, donde queda el Centro Administrativo Municipal, para presionar la salida de circulación de las busetas y automotores que suplen las graves fallas que en el servicio diario tiene el Masivo Integrado de Occidente, MIO.

Para miles de ciudadanos, el llamado transporte informal (antiguas busetas, carros y camperos que ascienden a zonas de ladera y barrios a los que no llegan los repartidores del MIO) son una necesidad, y el Gobierno solo plantea soluciones de fuerza para su retiro, cuando lo que se requiere es una conjunción de los diferentes modalidades del servicio.

La crisis del transporte continúa en Cali: las soluciones de los estamentos gubernamentales y de los grandes empresarios que lo usufructúan brillan por su ausencia.

La participación del arzobispo de Cali, monseñor Darío de Jesús Monsalve, y la reactivación de las mesas de concertación, con la participación de trabajadores, pequeños propietarios de buses y usuarios de las comunas de la ciudad ayudaría a la búsqueda de cambios sustanciales.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario