viernes, 31 de enero de 2014

EDICIÓN No. 40. Entrevista. Aída Avella propone pensión para todos los mayores de 65 años

Aída Avella cuando dialogaba con el Director del Periódico PARÉNTESIS. (Foto: Santiago Mena Cárdenas).



“El pueblo tiene que tomarse la democracia”

Por Luis Alfonso Mena S. (*)
La candidata presidencial de la Unión Patriótica, Aída Avella Esquivel, denunció en Cali que su partido se ha visto obligado a realizar una campaña electoral con las uñas, ante el cerco oficial y la falta de recursos, de los que sí disponen las grandes familias de las elites.

“A mí me aterra llegar a los departamentos y encontrar todo eso lleno de vallas por las calles, en las carreteras: ¿de dónde sacan toda esa plata?”, cuestionó la dirigente de izquierda, al iniciar una gira por el Valle del Cauca.

Avella Esquivel mostró propuestas bien estudiadas, anunció que en un gobierno suyo decretaría la pensión automática para todos los mayores de 65 años, y explicó que la financiación se haría con los ingresos de las notarías existentes en el país, que serían nacionalizadas.

“Las notarías en Colombia son un cartel de 150 familias. Es hora de decirles ya basta”, enfatizó al poner de relieve que las ganancias diarias de esas entidades oscilan entre $30 millones y $100 millones.

Detalló que para la administración de esta iniciativa se crearía la Caja Nacional de Pensiones, que sería nutrida también con parte del presupuesto actualmente destinado a la guerra y que supera los $2,7 billones, lo mismo que con ingresos de las cámaras de comercio irrigadas en todo el país.

La dirigente política también propuso la reactivación del Ministerio de Obras Públicas, para acabar con la corrupción de los contratistas particulares que se quedan con el 90% de los desembolsos e invierten solo el 10%, y planteó la necesidad de que los militares cambien los tanques de guerra por los buldóceres, pues en las Fuerzas Armadas hay muchos ingenieros que pueden aportar en la construcción de carreteras. “En vez de estar echando bala, hagamos carreteras”, dijo.

Aída Avella propuso también el rescate de los Ferrocarriles, volver a la navegabilidad de los principales ríos del país y desarrollar una explotación nacional de nuestros mares. “Es el colmo que con dos océanos, la clase negligente del país haya acabado con la Flota Mercante”, expresó.

De acuerdo con la candidata, el control a la delincuencia no se logra con represión sino con educación, y en tal sentido sostuvo que en su gobierno ampliará la jornada de estudios de los jóvenes y generará, al mismo tiempo, más empleo para los maestros. 

Para materializar su programa de gobierno, planteó la necesidad de “elegir a los indignados, escoger a los decentes. No voten por el que ofrece plata, porque el que lo hace está robando”. Y puntualizó: “El pueblo tiene que tomarse la democracia, sacar a ´gorrazos´ a los corruptos”

Sobre estos y otros tópicos hablamos con la candidata de la Unión Patriótica, quien en su gira por el Valle del Cauca estuvo acompañada por Carlos Lozano, candidato al Senado; Lilia Solano, aspirante al Parlamento Andino, y Omar Romero, candidato a la Cámara por el Valle del Cauca.

- Teniendo en cuenta que uno de los objetivos de su campaña es contribuir al éxito de los diálogos de paz entre la insurgencia y el Gobierno,  ¿cómo evalúa el proceso de paz que se desarrolla en La Habana?
-- Tenemos mucha esperanza de que el proceso termine muy bien, y tenemos mucha esperanza en que el pueblo reaccione y elija no a los de siempre, que tienen a este país como lo tienen, sino que elija a la gente que ha venido haciendo otras cosas y que ha venido protestando.

Cómo me gustaría ver, por ejemplo, a la jovencita estudiante de la Universidad Pedagógica de Tunja que encabeza la lista para la Cámara; cómo me gustaría ver a esa joven que encabeza la lista en el Magdalena; cómo me gustaría ver esa mujer que encabeza la lista en el Caquetá, que recorre pueblo por pueblo, carretera por carretera, vereda por vereda, en cambio de elegir a esos que desde Bogotá o desde las tribunas de ese Congreso degradado que tenemos no han hecho más que favorecer a sus familias y a sus grandes fortunas.

Hombre: este pueblo tiene que tomarse la democracia y tomarse la democracia es votar por los otros, sacar a gorrazos a los corruptos, esos se sacan con votos por los otros, es la única manera que tenemos.

- ¿Tiene futuro la propuesta de la Asamblea Nacional Constituyente para la materialización de reformas sustanciales que necesita el país luego de los acuerdos factibles en La Habana?
-- Me parece que sería muy bueno si nos apropiamos los indignados de la democracia, si nos apropiamos los que salimos a defender, por ejemplo, a Petro, ante semejante arbitrariedad del Procurador.

Por Dios, a quién se le ocurre que un ser tenga el derecho a desconocer la votación de toda una ciudadanía, eso solamente pasa en Colombia. Pasamos como la republiqueta más republiqueta del mundo, con cosas de estas que no son realmente democráticas y que no son ni siquiera constitucionales, porque al Procurador le dimos la primera función en la Constitución que es hacer respetar los derechos humanos, ¿y qué es lo que está haciendo?

La indignación, por ejemplo, de los campesinos. ¿Quién no los acompañó? Todos salimos a acompañar a los campesinos. ¿Cómo que se volvió un delito sembrar?, ¿cómo que se volvió un delito guardar las semillas de la papa, del arroz o del café?, ¿ahora le tenemos que comprar a Monsanto? No, por Dios. Esta es una clase que entregó todo, no solamente entrega la tercera parte de nuestro territorio, sino que lo regala. Este país no se vende, este país es de los colombianos y lo tenemos que respetar.

- Precisamente sobre las movilizaciones sociales, la reflexión que hay en el momento es acerca de cómo repercutirán esas grandes movilizaciones de 2013 en una respuesta del pueblo en las próximas elecciones...
-- Bueno, luchamos contra la gran maquinaria no electoral, porque aquí no hay maquinaria electoral, aquí hay es un conjunto de familias, un negocio de familias terrible que tienen mucha plata. Plata limpia, sucia y de toda.

La única forma de hacer por lo menos reaccionar es eligiendo a otros, porque yo dudo mucho de la eficacia del voto en blanco. Es un voto protesta, ¿pero qué: nos quedamos en la protesta? Porque dicen que si gana el voto en blanco hay que repetir las elecciones, ¿y volvemos a votar por los mismos?

A lo que nosotros estamos llamando es a la reflexión del voto, a la reflexión del ciudadano. Nuestras listas están llenas de gente impecable, de jóvenes que quieren trabajar. A la juventud hay que darle la oportunidad de ir a opinar al Parlamento, a los campesinos hay que darles el derecho de opinar en el Parlamento, a los intelectuales. Pero, por favor, ¿esos parlamentarios de 40 y 30 años en este país que lo tienen como lo tienen? La diferencia de ahora es que las grandes movilizaciones de este país pueden dar origen a un cambio en el Parlamento y en eso estamos interesados.

- ¿Qué están haciendo ante el cerco oficial al partido, que no le ha permitido a la Unión Patriótica visibilizarse luego del fallo del Consejo Nacional Electoral que le devolvió la personería jurídica?
-- Pues esto, venir a las ciudades, hablar con los ciudadanos, ir a las veredas, ir a los pueblos. Nosotros no tenemos grandes dineros, no tenemos ni siquiera tarjeta de presentación, esas tarjetas de presentación van por todos los lados y vienen. Estamos haciendo una campaña con las uñas y espero que eso lo reconozca la ciudadanía.

Sin plata para trabajar, sin helicópteros fletados. A mí me aterra llegar a los departamentos y encontrar todo eso lleno de vallas por las calles, en las carreteras. ¿De dónde sacan toda esa plata?

Lo que debe haber son debates civilizados y hacerle entender a la ciudadanía qué es lo que piensa cada ciudadano: si los ciudadanos están contentos con el TLC, pues vuelvan a votar por los mismos. Si los ciudadanos están contentos con la cesión de nuestro territorio… A este país lo han feriado, lo han regalado y nosotros tenemos que rescatarlo o nos van a dejar aquí sin carreteras, con huecos, la gente sin nada. ¿Las divisas de dónde salen?

- En medio de estas dificultades, ¿cuántos representantes a la Cámara podría elegir la Unión Patriótica en marzo?
-- Ojala eligiéramos 20, ojala pudiéramos hacerlo, ojalá los habitantes de cada departamento pensaran: “¿Por qué no elegimos a esta gente?” ¿Por qué nos asesinaron? Porque si no nos asesinan este país da el vuelco, este país ya lo teníamos distinto.

- En la rueda de prensa que concedió usted planteó que es muy difícil un proceso de coalición de las izquierdas porque la ley electoral lo hace casi imposible. ¿Esto significaría que está cerrada la posibilidad de unión para la Presidencia?
-- Para la Presidencia es distinto, nos pasó esto en Cámara. Para la Presidencia todavía trabajamos en función de si es posible llegar a un solo candidato. Sería buenísimo. Pero tampoco es un trabajo fácil. En eso estamos.

- ¿Qué opina de la posición del Polo en el sentido de que ellos van con su candidata hasta el final?
-- Es muy respetable, es un partido que también tiene derecho a exponer lo que piensa y si eso lo ha dispuesto, bueno lo respetamos, pero no lo compartimos.

- ¿Habría la posibilidad de un acuerdo con la Alianza Verde, también en materia de candidatura presidencial cómo lo hubo para Senado?
-- Nada con Peñalosa, absolutamente nada. Peñalosa une a toda la izquierda contra de él.

- Una de sus propuestas centrales en esta campaña es la de decretar la jubilación para todos los mayores de 65 años en Colombia, independientemente de si los ciudadanos han cotizado o no…
-- Automática, que no necesita sino que nos presente su cédula a los 65 años y tiene su pensión, porque es que aquí nos han quitado hasta eso. Yo llegó después de 18 años y encuentro un país más destruido del que dejé.

Yo vengo de un país pobre, pero muy desarrollado. Allí tienen agua, tienen leche y pare de contar. Y han desarrollado a ese país porque tienen otra clase que los dirige, responsable, pensando en el ciudadano y no pensando en enriquecerse, y eso lo tenemos que lograr aquí.

Un país tan rico como este no solamente sería para tenerlo como una tasa de plata en carreteras. Vaya aquí al Ecuador a ver cómo están las carreteras que ha hecho Correa, vaya mire cómo han invertido el petróleo y mire este país, no solamente hemos entregado el petróleo, hemos entregado el oro, entregado el coltán, hemos entregado la plata, hemos entregado el petróleo de cordillera. Hemos entregado todo. ¿Y qué tiene este país? Ni carreteras, esto es una vergüenza. Esta clase dirigente merece un castigo de los ciudadanos y el castigo de los ciudadanos es no votar por ellos.

- En el otro extremo del espectro poblacional, usted también ha hecho planteamientos muy importantes para la juventud…
-- Claro, es que la juventud y la niñez son nuestro tesoro, eso lo tenemos que cuidar más que otra cosa y he hecho la propuesta de alargar la jornada todo el día. Pero que no se asusten los maestros, es empleando más maestros. ¿Cuántos maestros hay en este momento sin trabajo, cuántos niños necesitan que se estén en sus colegios todo el día? Eso evitaría todos los problemas que vemos de malacrianza. Pero no solamente eso, sino muchos problemas ligados a la delincuencia son por falta de los colegios y de la estadía con los maestros. A los jóvenes necesitamos darles trabajo.

Y eso que no se hablé del problema de los ferrocarriles. La clase negligente acabó con los ferrocarriles en este país. Podemos crear empleo temporal en la construcción de redes, podemos emplear también trabajo estable: quienes conducen, quienes despachan, quienes hacen el mantenimiento, etcétera.

Mire: es que cualquier país desarrollado o medio desarrollado lo primero que cuida son sus ferrocarriles y esta clase dirigente acabó hasta el ferrocarril de Buenaventura a Cali, por donde entran todas las mercancías para la distribución nacional. Esto es un acto de irresponsabilidad general, pero también de los ciudadanos.

- Lo último, usted también plantea rescatar la navegación por el río Magdalena y los ríos importantes y rescatar la explotación de los mares...
-- Claro, porque es que eso hace parte no solamente de nuestra generación de empleo sino que hace parte de la movilidad nacional. Mire, los campesinos antes por el rio transportaban en los pequeños barcos sus gallinas, sus yucas, sus plátanos, etcétera.

En el ferrocarril que iba de Bogotá a Santa Marta se montaban los campesinos de un pueblo a otro para llevar sus productos. ¿Qué hizo esta clase negligente? Pues simplemente los acabaron.

Hay que rescatar la posibilidad de que nos apropiemos de la democracia. ¿Cómo nos la apropiamos? Con votos por la gente diferente.

(*) Director del periódico PARÉNTESIS.

De izquierda a derecha: Lilia Solano, Aída Avella, Carlos Lozano y Omar Romero, durante la rueda de prensa que se llevó a cabo el jueves 30 de enero en Cali, en la sede del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación del Valle, Sutev. (Foto: Santiago Mena Cárdenas).
 
En la Casa de Derechos Humanos en Cali, se cumplió el jueves 30 de enero un encuentro entre la candidata presidencial de la UP, Aída Avella, y líderes sociales, quienes le expresaron sus inquietudes y propuestas. (Foto: Santiago Mena Cárdenas).

No hay comentarios.:

Publicar un comentario