martes, 2 de julio de 2013

Edición No. 36. Análisis. Lo que pasa en el nororiente colombiano

A pesar de que cuatro luchadores campesinos hayan caído por balas de la fuerza pública, la fortaleza y ejemplo de los catatumberos sirve de guía para la lucha social que tiene que dar todo el pueblo colombiano con el fin de lograr la paz con justicia social. (Foto: Movice).



Resistencia campesina en el Catatumbo

Lo que sigue ahora es la más grande solidaridad con los campesinos del Catatumbo y la denuncia contundente y masiva contra las ejecuciones extrajudiciales cometidas por las fuerzas represivas del Estado, exigiendo que los asesinatos de los cuatro campesinos de la región no queden impunes, los responsables de los mismos paguen política y judicialmente y se soluciones los problemas históricos de la población de la región.

Por Santiago Mena Cárdenas (*)
Los campesinos de la zona del Catatumbo, en el departamento de Norte de Santander, llevan tres semanas resistiendo a la represión implacable y criminal por parte del Escuadrón Móvil Antidisturbios y del Ejército Nacional.

Tres semanas en las cuales sus peticiones y reclamos no han sido tomados en cuenta de manera veraz por el Gobierno Nacional. La única respuesta que se ha recibido es el ya acostumbrado señalamiento, la represión y el asesinato de cuatro labriegos.

Los campesinos de la zona del Catatumbo, integrada por los municipios de Tibú, Ocaña, Convención, Teorama, El Tarra, San Calixto, El Carmen y Hacarí, todos ubicados al nororiente del país, exigen la creación de la Zona de Reserva Campesina del Catatumbo  como mecanismo que les permita avanzar en diversas formas de producción y vida.


Los labriegos exigen que el Gobierno se comprometa, antes de una reunión con el presidente Santos, a responder exigencias preliminares de los campesinos (ver comunicado, es espacio siguiente de esta edición) para que entre las comisiones del campesinado y del Gobierno se pueda materializar el reconocimiento de la ZRC del Catatumbo.

Esto conllevaría a brindar además una solución al problema de los cultivos de coca a través de un Plan de Desarrollo Sostenible       que brindaría una alternativa para la sustitución concertada y gradual de estos cultivos y reparando a los finqueros y cultivadores afectados por esta medida.

Además de esto, en el pliego de peticiones se plantea la “Suspensión de los proyectos de la locomotora minera y la política del plan de consolidación en el territorio de la Zona de Reserva Campesina. Reconocimiento del derecho constitucional de las comunidades campesinas a ser consultadas y a participar  en todas las decisiones que puedan afectarles.”

El Gobierno Nacional encargó a Luis Eduardo Garzón liderar, junto al gobernador de Norte de Santander, Edgar Díaz, las negociaciones con los campesinos del Catatumbo con miras a instalar la Mesa de Interlocución y Acuerdo, MIA.

El Gobierno no ha atendido con certeza y veracidad las propuestas campesinas y ha buscado lavarse las manos exponiendo las “inversiones” que ha realizado en los municipios de la región del Catatumbo, desconociendo las malas condiciones económicas y sociales de la zona y no atendiendo la propuesta de la ZRC.

Tuvieron que ocurrir sendas violaciones a los derechos humanos para que el Gobierno Nacional se dignara sentarse con los campesinos, en una reunión cumplida en Ocaña, que se suspendió ante la falta de capacidad de decisión de la delegación del Ejecutivo.

Muestra de la respuesta a balazos dada por el Gobierno son Diomar Humberto Angarita, Diermides Palacios, Leonel Jácome y Edison Franco, campesinos asesinados por disparos de fusil de la Fuerza Pública y alrededor de 20 heridos, hechos muy graves que no han tenido repercusión ni importancia para el Gobierno, que así pareciera estar estrenando la ampliación del fuero penal militar, que otorga impunidad a los crímenes cometidos por las Fuerzas Armadas (Policía, a través de su tenebroso Esmad, y Ejército Nacional).

¿Y los medios de comunicación?
Como tradicionalmente suele suceder con los medios masivos de comunicación como RCN y Caracol, éstos se vuelven en replicadores del Gobierno, tergiversadores de la información, creadores de una matriz falaz sobre las protestas, lo que lamentablemente termina siendo absorbido por muchos colombianos.

Han sido los medios alternativos los encargados de mostrar la realidad de lo que acontece. Telesur, Prensa Rural, Independencia TV han sido algunos de los medios que han tomado la batuta de la veracidad, y han mostrado y denunciado en las diversas plataformas de comunicación la barbarie que se está cometiendo en el Catatumbo.

Además, las redes sociales se han convertido en una trinchera de comunicación muy relevante e importante en la réplica de información y denuncia. A través de la etiqueta #CatatumboResiste miles de colombianos y personas de todo el globo terráqueo han mostrado su indignación con el actuar represivo del Estado colombiano.

Expresiones de solidaridad se han presentado en el país, plantones rechazando la ola represiva de Juan Manuel Santos y convocando al diálogo con los campesinos han sido las principales consignas que tienen que multiplicarse en el país, pues no se puede seguir siendo indolente ante el atropelló del que son víctimas los campesinos, así como lo han sido los indígenas, los estudiantes y los trabajadores durante años en Colombia.

Lo que sigue ahora es la más grande solidaridad con los campesinos del Catatumbo y la denuncia contundente y masiva contra las ejecuciones extrajudiciales cometidas por las fuerzas represivas del Estado, exigiendo que los asesinatos de los cuatro campesinos de la región no queden impunes, los responsables de los mismos paguen política y judicialmente y se soluciones los problemas históricos de la población de la región.

(*) Editor de PARÉNTESIS.

El sábado 29 de junio hinchas del Deportivo Cali agrupados en la barra Horda Combativa, expusieron este mensaje de apoyo con la lucha campesina del Catatumbo durante el encuentro del equipo caleño contra Once Caldas en el Pascual Guerrero. (Foto tomada del Facebook de Horda Combativa).



Diversos mensajes de apoyo de todo el territorio nacional respaldando las exigencias de los campesinos del Catatumbo y repudiando el accionar violento de la fuerza pública. (Fotos: Marcha Patriótica).


1 comentario:

  1. Es acertada la propuesta de las manifestaciones de los campesinos del Catatumbo, por las tan convenientes zonas de reserva campesina. En un pais tan rico en tierras, no halla una planificacion de gobiernos anteriores y de hoy en cuanto a la produccion agricola, es lamentable que se este importando alimentos.
    La tierra sigue siendo un problema desde tiempos preteritos y que el anterior gobierno tubo que ver con los despojos de miles de campesinos.

    ResponderEliminar