miércoles, 10 de abril de 2013

Historia. Hace once años fracasó el golpe de Estado de la derecha contra Chávez

Panorámica de la Avenida Baral y del Edificio Bolívar en Caracas, lugar histórico de la resistencia del pueblo revolucionario contra el golpe de Estado del 2002. (Foto: Luis Alfonso Mena S.).

Puente Llaguno, un símbolo
de la Revolución Bolivariana

El 14 de abril de 2013, Puente Llaguno será uno de los muchos puntos de reunión popular en Caracas por el triunfo de Nicolás Maduro y la derrota de Henrique Capriles, quien --en una de esas paradojas que traza la historia— el 11 de abril de 2002 fue uno de los golpistas derrotados. Once años después, volverá a fracasar, porque la revolución está sembrada en el corazón y en la mente de la mayoría del pueblo venezolano.
…..
Por Luis Alfonso Mena S.
Puente Llaguno, situado en el centro de Caracas, sobre la populosa Avenida Baral, es desde hace once años uno de los símbolos de la lucha del pueblo venezolano por defender su revolución.

Allí, el 11 de abril de 2002, la ultraderecha usó francotiradores para propiciar una masacre que los medios de comunicación de la élite oligárquica venezolana quisieron, falazmente, atribuir al Gobierno revolucionario.

Luego se develaría la conspiración montada por los golpistas con esta acción, en la que perdieron la vida 19 personas. Todo hacía parte del plan de la derecha, en connivencia con agentes extranjeros, contra el Gobierno del presidente Hugo Chávez. Era una ardid montada contra el naciente proceso de transformaciones.


Pero el golpe no duró porque el pueblo, rápida y sabiamente, se tomó las calles, puso en fuga a los usurpadores (la oligarquía que posesionaba a su dictador, Carmona Estanga, ‘Pedro El Breve’) y trajo de nuevo al comandante Chávez al mando, el 13 de abril.

Hoy el pueblo sigue dando la pelea por su revolución, pues ante la partida física del líder, el comandante Hugo Chávez, enfrenta un nuevo reto: garantizar la continuidad del proceso de cambios políticos, económicos, sociales, culturales iniciado en 1999.

Mayoritariamente el pueblo respaldará a Nicolás Maduro, el dirigente surgido de abajo, de la entraña popular, y en quien Chávez confió la tarea de seguir desarrollando las transformaciones en favor de los humildes.

En Puente Llaguno, símbolo de la resistencia contra los usurpadores, se erigió un monumento en homenaje a los caídos. Y el domingo 14 de abril será uno de los muchos puntos de reunión popular por el seguro triunfo de Nicolás Maduro frente a Henrique Capriles, quien, en una de esas tantas paradojas que traza a cada rato la historia, en 2002 fue uno de los golpistas derrotados.

Once años después, Capriles volverá a fracasar, porque la revolución está sembrada en el corazón y la mente de la mayoría del pueblo venezolano.
……
LAS FOTOS: Fueron tomadas en Puente Llaguno en octubre de 2012, durante una visita al hoy histórico lugar. (Fotos: Luis Alfonso Mena S.).



No hay comentarios.:

Publicar un comentario