lunes, 5 de marzo de 2012

Pronunciamiento de la Veeduría Ciudadana por la Democracia


Control político en el Concejo,
“solo discursos grandilocuentes”

Ante la crisis financiera y fiscal del Municipio la salida facilista y reiterada del Concejo consiste en solicitar al Gobierno Municipal el aumento del Impuesto Predial y la creación de la sobretasa al gas vehicular
---------------

Serios cuestionamientos a la gestión del Concejo de Cali durante su primer período de sesiones hizo la Veeduría Ciudadana por la Democracia y la Convivencia Social, organismo que sostuvo que su control político “se redujo a la profusión de un sinnúmero de discursos grandilocuentes”.

En un pronunciamiento hecho por Luz Betty Jiménez de Borrero, presidenta de la Veeduría, y por Pablo A. Borrero, sostiene que “el actual Concejo mantiene en lo fundamental la misma línea conceptual y política del anterior”


El pronunciamiento textual es el siguiente:

“La Veeduría Ciudadana por la Democracia y la Convivencia Social presenta ante la opinión pública algunas reflexiones sobre la actuación del Concejo Municipal durante el primer período de sesiones ordinarias correspondiente a los meses de enero y febrero del año en curso:

1.-  El actual Concejo mantiene en lo fundamental la misma línea conceptual y política del anterior en lo que respecta a la continuidad de ciertas decisiones en materia de infraestructura vial, vivienda de interés social y prioritaria, educación, salud, etc., que en el inmediato pasado fueron objeto de toda clase de críticas y denuncias sobre corrupción administrativa y clientelismo político.

2.-   Ante la crisis financiera y fiscal del Municipio la salida facilista y reiterada del Concejo consiste en solicitar al Gobierno Municipal el aumento del Impuesto Predial y la creación de la sobretasa al gas vehicular, sin examinar las verdaderas causas que han generado la disminución de los ingresos municipales entre las que se encuentran la corrupción administrativa, evasión y elusión de parte de monopolios que manejan la distribución de la gasolina en la ciudad y grandes propietarios y urbanizadores que tampoco pagan el predial ni la plusvalía definida en la ley.

3.-   Con la conformación de la coalición mayoritaria de la Unidad Nacional se prevé que los proyectos de la Administración Municipal tales como el Plan de Desarrollo, el Plan de Ordenamiento Territorial, la escisión de Telecomunicaciones o capitalización de Telecali, serán aprobados sin mayores dificultades en el seno de la corporación.

4.-  El denominado “control político” realizado por los ediles, con algunas excepciones, se redujo a la profusión de un sinnúmero de discursos grandilocuentes sin mayor contenido ni análisis político y social, que no concluyeron con solicitudes a los órganos de control encargados de investigar penal, fiscal y disciplinariamente a los funcionarios de la anterior administración que incurrieron en despilfarro de recursos públicos y en algunos casos con detrimento patrimonial e ilegalidades de todo tipo.

5.-   Aunque el Concejo actual sesionó diariamente en plenarias y en comisiones y citó a los funcionarios de la administración para conocer el estado de las dependencias y secretarías a su cargo, esto no es indicativo de que su labor de representar y defender los intereses de los ciudadanos se desarrolló conforme a los principios y valores del Estado Social de Derecho y en especial de la defensa del interés general, la participación democrática de los ciudadanos y las soluciones a los principales problemas que aquejan a la ciudad en materia económica, política, social, administrativa, cultural y ambiental.

Luz Betty Jiménez de Borrero, presidenta Veeduría (luzbettyborrero@gmail.com).
Pablo A. Borrero V., veedor ciudadano (pabbov@gmail.com).

Cali, lunes 12 de  marzo de 2012

1 comentario: